7 de octubre de 2013 / 02:15 p.m.

Apodaca.- De un posible infarto, un trailero murió al descender de su unidad tratando de pedir auxilio a dos paramédicos que estaban a escasos metros en una base, en el municipio de Apodaca.

El incidente sucedió a eso de las 08:00 horas en la autopista Anillo Periférico, cerca de la caseta de cobro, a la altura de la carretera a Miguel Alemán.

La víctima se llamaba Jesús Alvarado Orta, de 45 años de edad, quien manejaba un tráiler International con razón social “Transervicios S.A. de C.V.”, de Ciudad Juárez, Chihuahua.

El hombre fue identificado por uno de sus compañeros de nombre Luis Mejía Hernández, de 59 años, quien dormía en otra unidad de la misma empresa.

Según las pesquisas, Alvarado Orta llegó hasta metros antes de la caseta de cobro, donde dejó el tráiler encendido y cerró la puerta.

Al parecer ya se sentía mal por lo que buscó la ayuda de los paramédicos de la Cruz Verde Monterrey que se encuentran siempre en ese sitio a bordo de una ambulancia en sentido de Escobedo a Apodaca.

Sin embargo, cuando iba a pedir auxilio cayó desplomado, por lo que los paramédicos fueron avisados de los sucedido.

Ellos corrieron para ayudar al trailero quien por desgracia, ya había caído fulminado de un probable ataque al corazón.

El cuerpo fue cubierto por los socorristas mientras se daba parte a las autoridades correspondientes.

De esa manera arribó la delegada del Ministerio Público, personal de la Policía de Apodaca, Fuerza Civil de Nuevo León y Agencia Estatal de Investigaciones.

El compañero del finado comentó que Jesús se dirigía hacia la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, a cargar la caja del tráiler de material diverso, pero desconoce de dónde procedía.

Mencionó que él iba adelante pero decidió descansar un poco a bordo de la pesada unidad, la cual orilló antes de la caseta, pero fue avisado de que un hombre que manejaba un tráiler con la misma razón social, había fallecido, dándose cuenta que era su amigo.

El cadáver del chofer fue llevado al anfiteatro del Hospital Universitario, para la autopsia que marca la ley.

Iram Oviedo