19 de enero de 2013 / 03:48 a.m.

Monterrey.-   • Uno de los traileros que el pasado domingo fue encontrado golpeado y torturado junto con otro trabajador del volante y una joven en el municipio de Linares, abandonó el hospital Metropolitano de San Nicolás de los Garza, tras recibir alta médica.

Por el momento permanecen internados en el mismo nosocomio los otros dos lesionados, mientras los cuerpos de los tres traileros que fueron encontrados asesinados en este mismo hecho, fueron enviados ya a sus estados de origen.

La persona que fue dada de alta responde al nombre de Pedro Gómez Espiricueta, de 35 años de edad.

Quienes aún son atendidos en el mismo centro hospitalario del área urbana de Monterrey, son José Gregorio Rodríguez de 47 años y María Guadalupe López Solís de 22.

Ellos lograron escapar de un grupo de delincuentes la mañana del domingo 13 de enero, en el municipio de Linares, Nuevo León.

En una camioneta en la que transportaban los cuerpos de los tres transportistas asesinados, llegaron hasta un punto de revisión zoosanitaria instalada por la Sagarpa sobre la Carretera Nacional, a la altura de la comunidad de Los Hoyos.

Uno de los traileros victimados a golpes y puñaladas fue identificado como Juan Carlos García Melo, de 46 años de edad, originario de San Luis Potosí y quien era hermano de un líder del Sindicato Magisterial en aquella entidad.

Las otras dos víctimas son Jorge Berny Almaráz de 51 años, originario de Salamanca, Guanajuato, y Bernardo Arenas Cortés de 32, quien habitaba en el municipio de Tula, Hidalgo.

Informes policiacos revelaron que los trabajadores del volante habían sido privados de la libertad en diferentes momentos y lugares por integrantes de la delincuencia organizada.

 Redacción