26 de marzo de 2013 / 12:33 p.m.

Monterrey • Un día después de la polémica suscitada en el sepelio del tránsito atropellado por un policía federal, en la que se refirieron abusos y amenazas de altos mandos, los uniformados cumplieron la amenaza de manifestarse en el Palacio de Monterrey, aunque al final del día lograron acuerdos con la autoridad.

Tras concentrarse desde las 10 de la mañana en la plaza Zaragoza, los inconformes consiguieron que la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, los recibiera para dialogar sobre sus demandas.

Casi 45 minutos después, ambas partes anunciaron la intención de seguir con las reuniones a futuro, aunque los elementos advirtieron que trabajarán bajo protesta.

“"Al personal lo vamos a exhortar que se vaya a trabajar el que se tenga que ir a trabajar. El que esté franco, pues se va a ir franco…vamos a tratar que las cosas sigan normales hasta en tanto la Secretaría del Ayuntamiento nos indique la hora en la cual vamos a venir la comisión nuevamente a dialogar con ellos (…). Seguimos en la misma posición hasta que no lleguemos a una solución de este problema"”, dijo Carlos Eligio Álvarez, representante de los tránsitos.

Pámanes informó que las quejas serán confrontadas con el mando operativo al que denunciaron durante el funeral del tránsito atropellado, aunque descartó que se trate de un careo propiamente.

“No lo manejemos así porque no estamos en ese nivel: es saber dialogar, encontrar acuerdos. Tanto a ellos como a nosotros nos queda claro que nuestra principal responsabilidad y obligación es darle un mejor servicio a los ciudadanos”,

Indicó además que por el momento no se contemplan bajas de elementos por no acreditar los controles de confianza, uno de los reclamos más airados que el cuerpo de oficiales de Tránsito realizó durante el fin de semana.

Previo a la reunión, los agentes viales denunciaron ser víctimas de maltratos y abusos de autoridad por parte de los mandos castrenses, entre ellas, la degradación de sus cargos, retención de horas extras y escasez de gasolina.

“Me están humillando de esa forma, al bajarnos a crucero… (yo era) jefe de Servicios, (con rango de) Mayor. Nada más al pasar lista, ya ni en patrulla (me tocó, me mandaron) a crucero…no me han informado absolutamente nada, ni la causa para justificar esa humillación”, detalló Mario Pérez Jiménez, oficial degradado.

Los tránsitos dio a conocer que los elementos están de acuerdo en ser despedidos siempre y cuando los liquiden conforme a la ley.

Harán prueba a los 400

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, informó que en las próximas semanas se realizarán pruebas de control de confianza a los 400 elementos de Tránsito de Monterrey a fin de depurar la corporación, y los ceses, encaso de haberlos, serán según esta normativa, y no por asistir al funeral del elemento atropellado.

Arellanes Cervantes mencionó que los hechos no tienen relación, y que aunque los elementos se encuentren trabajando bajo protesta, se requiere que laboren con la insignia bien puesta.

LUIS GARCÍA E ISRAEL SANTACRUZ