10 de mayo de 2013 / 07:56 p.m.

Xalapa • La Asociación Mexicana de Organizaciones Transportistas AC (AMOTAC) demandó el cese a la circulación de traileres y pipas con doble remolque en las carreteras del país, a fin de evitar accidentes como el ocurrido en Ecatepec, Estado de México que cobró 24 víctimas mortales.

El presidente de AMOTAC, Rafael Ortiz Pacheco, anunció además la movilización nacional que realizarán para demandar se impida la circulación de camiones con doble remolque y que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Policía Federal aplique el reglamento vigente de pesos, dimensiones y límites de velocidad, que se han dejado de lado por corrupción.

Ortíz Pacheco apuntó que los camiones de transporte de carga de doble remolque, especialmente las pipas o salchichas representan un grave peligro para la población.

En la movilización de julio próximo cerrarán carreteras, para mostrar su inconformidad contra la iniciativa de ley que prevé sacar de circulación a los camiones de más de 20 años de antigüedad y los turísticos con más de 15 años, medida que consideran injusta.

El entrevistado dijo que están solicitando que se reconsidere la exigencia de que se realicen dos inspecciones físico-mecánicas al año a cada unidad, ya que en México hay menos de 300 talleres para más de 1.5 millones de unidades de carga.

La movilización “sería como para el dos o tres de julio, daremos tiempo a que se venza el octavo constitucional, luego del documento que metimos en Gobernación. Vamos a cerrar carreteras, ya vimos que siendo decentes el gobierno no entiende, quiere presiones más fuertes. Esta vez nos atendieron porque cerramos la ciudad de México, pero vamos a presionar para que de una vez por todas se dé solución a esta serie de problemas”.

PARAN PIPAS

Por otro lado en Banderilla y Xalapa, Tránsito del Estado impidió durante más de 20 horas el ingreso de camiones de carga de combustible, pues con esto pretendían obligar a los operadores a utilizar la pista de peaje y no cruzar toda la mancha urbana con doble salchicha.

Decenas de pipas cargadas de diesel, gasolina y gas permanecieron estacionadas a lo largo de La Martinica en el municipio de Banderilla, colindante con la capital del estado, causando temor entre los habitantes de la zona, luego de la tragedia ocurrida en Ecatepec.

Este viernes al medio el paso a los automotores de carga de combustible fue abierto, para que pudieran abastecer la subestación de Petróleos Mexicanos ubicada en la colonia 21 de Marzo. Para ello la paraestatal petrolera giró un oficio a tránsito estatal, solicitando permitir a los vehículos llegar a su destino.

Los transportistas afectados señalaron que se están violando acuerdos entre el Gobierno del Estado y Gobierno Federal y se violenta también el reglamento para el Transporte Terrestre de Materiales y Residuos Peligroso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que establece que los operadores de vehículos se abstendrán de realizar paradas no justificadas y donde los tuvieron estacionados casi un día no estaba permitido.

ISABEL ZAMUDIO