31 de julio de 2013 / 06:16 p.m.

Monterrey • A dos meses del acuerdo alcanzado con el Gobierno del Estado y en vísperas de un nuevo gasolinazo este fin de semana, la Asociación del Transporte Público sigue a la espera de los incentivos fiscales prometidos.

El pasado 24 de mayo, luego de dos días en los que omitieron el subsidio del 50 por ciento por transbordo, los transportistas del estado reanudaron el beneficio a favor de miles de pasajeros a cambio de la devolución del IVA y apoyos con el IEPS prometidos por la administración estatal.

Fuentes consultadas ayer confirmaron a MILENIO Monterrey que dichos incentivos no se han materializado, al tiempo que las pérdidas del sector se mantienen e incluso agudizan por el período vacacional, en el que el aforo disminuye en forma considerable.

Cifras de la organización apuntan a la existencia de 4 mil 500 unidades divididas en 150 rutas que generan un consumo diario de 500 mil litros de gasolina y diesel, lo que genera un gasto millonario al sector del transporte público.

En contraparte, se estima que desde hace varias semanas el servicio ha sufrido la ausencia de 300 mil pasajeros, principalmente alumnos de preparatoria y licenciatura que se encuentran en su receso de clases.

Durante el período más álgido en la relación entre el estado y los transportistas, estos informaron que sus empresas registran pérdidas mensuales de 60 millones de pesos, déficit impulsado principalmente por los costos de operación.

Bajo el argumento del costo en diesel y gasolinas, los permisionarios han solicitado en reiteradas ocasiones un incremento del 20 por ciento en la tarifa de castigo, que pasaría de 10 a 12 pesos, en tanto que al usuario de la tarjeta Feria se le respetaría la tarifa ya aprobada.

Este ha sido el punto de quiebre en el conflicto entre ambos bandos, que por el momento se ha tranquilizado luego de la intervención de la Secretaría General de Gobierno, que canalizó el problema a la arena del diálogo político, con la ayuda de la Secretaría de Finanzas y la Agencia del Transporte para los asuntos técnicos y económicos.

A pesar de que los incentivos no llegan, por el momento no se contempla que la Asociación del Transporte Público reanude sus presiones.

LUIS GARCÍA