29 de mayo de 2013 / 09:20 p.m.

Ciudad de México • La Procuraduría General de La República internó en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, al empresario Arturo Guardado Méndez, y a dos personas más que presuntamente planeaban asesinar a los legisladores Ricardo Monreal Ávila y a su hermano David.

En el caso de Jesús Guerrero Ruiz, quien trabajaba para Arturo Guardado, la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO) determinó no ejercer acción penal en su contra y dejarlo en libertad con las reservas de ley.

Los indicados quedaron a disposición del juzgado primero de procesos penales federales con residencia en Toluca, Estado de México, y en las próximas horas se determinará su situación jurídica.

Los delitos que la PGR imputó a Guardado y a las dos personas más son tentativa de homicidio, delincuencia organizada, así como portación y posesión de armas y cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

RUBEN MOSSO