8 de febrero de 2013 / 01:34 p.m.

La Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca logro desarticular un auto gobierno que se había erigido en la penitenciaria central de Ixcotel así como el traslado a un penal federal de 13 reos peligrosos.

Apenas hace una semana los internos del reclusorio habrían amenazado con amotinarse al denunciar que un grupo delictivo denominado como "Los Chilangos", que tenían vínculos con el cartel de los zetas habrían erigido un auto gobierno dentro de la denominada mesa directiva de la cárcel que cobraba cuotas indebidas por los espacios dentro del reclusorio como dormitorios y visitas conyugales.

Informaron que también eran responsables de introducir armas, y drogas dentro del penal que luego eran sujetos a venta clandestina.

El subsecretario de Reinserción Social en la SSPO Emnanuel Díaz, reportó que con la premisa de mantener el orden en los Centros de Internamiento oaxaqueños, se realizó el traslado de 13 internos de la Penitenciaría Central de Ixcotel, al Módulo de alta seguridad de Miahuatlán.

Indico que el operativo estuvo a cargo de la Policía Estatal, que en coordinación con integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional; aplicó los protocolos de atención a incidentes en los Centros de Internamiento, ya que la Dirección General de Reinserción Social tenía indicios fehacientes de que los internos trasladados pretendían establecer una mesa directiva en la Penitenciaría Central.

Fue así, que refirió para soslayar la posibilidad de este escenario de riesgo que vulnera el respeto de los derechos humanos, la reinserción social y la seguridad de los demás ocupantes de dicho Centro; la SSPO se encargó de la reubicación de los 13 internos que ahora se encuentran en Módulo del Centro de Internamiento de Miahuatlán.

Detalló la medida, se reitera el compromiso de esta dependencia para prevenir algún tipo de disturbio o evento que ponga en peligro la seguridad de la sociedad oaxaqueña.

— OSCAR RODRÍGUEZ