13 de marzo de 2013 / 01:21 a.m.

La movilización de los elementos de la Sedena, Policía Militar, Estatal y Federal Preventiva, comenzó el lunes por la noche, de acuerdo con la versión de los familiares de los internos.

 Ciudad de México • Con un fuerte operativo de seguridad internos del Centro de Ejecución de Sanciones de Altamira fueron traslados a otros penales, tras un brote de violencia que se registró el domingo. La situación provocó la molestia de los familiares de los reos quienes estuvieron a fuera del Cedes, por más de seis horas, sin tener información de lo que ocurría al interior.

La movilización de los elementos de la Sedena, Policía Militar, Estatal y Federal Preventiva, comenzó desde el lunes por la noche y se reforzó durante la madrugada, de acuerdo a la versión de los familiares de los internos, quienes aseguraron que desde el lunes por la tarde dejaron de tener comunicación con los internos.

María González Flores explicó que por la noche le hablaron familiares de un interno, para comunicarle que habían comenzado la reubicación de algunos reos, sin embargo no había lista definida, o al menos no la había dado a conocer.

La situación provocó que los familiares de los internos llegaran desde las 9 de la mañana al Cedes, donde no se les permitió el ingreso, y en los accesos al Centro de Ejecución de Sanciones, así como en las torres de vigilancia había ya elementos de la Sedena y la Policía Militar.

A las 10 de la mañana, aseguraron los testigos, salió un camión, con 20 internos, escoltado por unidades de la Policía Estatal y de la Federal Preventiva, pero nadie informó qué internos iban y para dónde los llevaban.

Juana María Andrade explicó que a ella sí le dieron las pertenencias de su hijo, y le informaron que había sido trasladado, sin embargo no le dijeron a que Centro de Ejecución, por lo que decidió quedarse hasta se le proporcionen mayores datos.

Para las tres de la tarde se preparaba un nuevo traslado, pues ingreso un autobús, propiedad de la empresa Transpaís, y tres chargers de la Policía Federal. Pese a que los familiares de los internos pedían entrevistarse con el directo del Cedes, José Guadalupe Rodríguez Quintanilla, el funcionario no salió.

Cabe señalar que Seguridad Pública del Estado envió un comunicado en el que dio a conocer que se había suscitado una riña el domingo por la tarde, sin embargo aseguró que no había lesionados, ni se habían utilizado armas de ningún tipo.

REDACCIÓN