9 de agosto de 2013 / 04:02 p.m.

Luego de una gira promocional por Asia, las labores serias como técnico del Manchester United comienzan ahora para David Moyes.

El recién llegado timonel pudiera excusar los resultados pobres de la gira de pretemporada por estarse adaptando al equipo que heredó de Alex Ferguson.

Pero a partir del domingo, hay poco margen para errores.

En el tradicional comienzo de la temporada inglesa, el United, campeón de la Liga Premier, se enfrenta con Wigan, ganador de la Copa FA, en el Estadio Wembley.

Aunque la Supercopa de Inglaterra no es considerada un trofeo importante, representa la primera oportunidad de Moyes de llevarse un cetro con su nuevo equipo.

El único trofeo conseguido por Moyes hasta ahora como técnico fue el título de la tercera división inglesa que ganó con Preston en el 2000, antes de 11 excelentes años sin cetros con Everton.

Moyes fue seleccionado por Ferguson para sucederle luego de un reinado de 27 años en United que produjo 38 trofeos — incluyendo 10 Supercopas.

"Voy a tratar de hacer de éste el primero de muchos trofeos", dijo Moyes. "Pero si ganamos, realmente será algo conseguido por Sir Alex".

"Es por todo su buen trabajo en la Liga Premier la campaña pasada que estamos en la Supercopa. Haré todo lo posible para finalizar la faena, pero es Sir Alex quien merece gran parte del crédito si tenemos éxito en Wembley".

Moyes ha dicho que "es imposible" tratar de igualar la cantidad de trofeos ganados por Ferguson.

El éxito, no obstante, tendrá que continuar.

"Ya estamos casi allí", dijo Moyes. "Pienso que nos gustaría tener más continuidad que la que hemos tenido en la pretemporada. Hemos tenido un par de jugadores fuera a causa de lesiones, pero en general los jugadores han estado muy bien".

Aparte de Wayne Rooney, quizás.

Molesto por su poco tiempo en la cancha el año pasado, Rooney, de 27 años, le pidió a Ferguson hacia el final de la campaña que se le permitiese irse del equipo.

No obstante, United ha rechazado dos ofertas de Chelsea por el artillero y ha dicho que no lo venderá.

"Tú no tienes que convencer a nadie para que juegue por Manchester United", dijo Moyes esta semana sobre el futuro de Rooney.

United ganó solamente dos de sus seis partidos en la gira de pretemporada, con el trasfondo del drama de Rooney y los esfuerzos para contratar nuevos jugadores.

Las gestiones para adquirir a Cesc Fábregas del Barcelona parecieron frenadas el jueves, y Thiago Alcántara ya decidió irse al Bayern Munich en lugar de a Old Trafford.

Ap