28 de mayo de 2013 / 03:29 p.m.

"Estoy muy contento por haberme comprometido con una gran entidad como el Nápoles. Primero, por la propia historia del club, de la ciudad de la que forma parte fundamental y de la cultura y las tradiciones que encierra la misma", dijo Benítez.En declaraciones en su página web, el técnico madrileño admitió su gran "ilusión" por iniciar un nuevo proyecto en Italia, tras conseguir la victoria en la final de la Liga Europa con el Chelsea frente al Benfica (1-2), el pasado día 15 en Amsterdam."También he de confesar que estoy tremendamente ilusionado porque podré compartir mi pasión por el fútbol con la afición del Nápoles, que está demostrado que lo vive de una manera muy, muy especial", añadió.Después de que el presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, anunciara ayer la llegada de Benítez, el técnico español lanzó un mensaje a los aficionados del club italiano, con cuyo apoyo espera contar en el proyecto que acaba de empezar."Me gustaría que me acogieran como un miembro más de esa gran familia napolitana para que, de este modo, podamos todos juntos compartir los triunfos que vamos a buscar desde el inicio, por los que vamos a pelear de principio y que esperamos que puedan venir en el futuro gracias a la implicación, el esfuerzo y el trabajo de todos", comentó.Benítez, de 53 años, llega al Nápoles como sustituto de Walter Mazzarri, que dirigirá desde la temporada que viene al Inter de Milán, equipo al que el madrileño ya entrenó en 2010.Durante su carrera como entrenador, Benítez ha dirigido a Real Madrid B, Real Valladolid, Osasuna, Extremadura, Tenerife, Valencia, Liverpool, Inter de Milán y Chelsea.

Agencias