8 de abril de 2013 / 09:59 p.m.

Dos aficionados del Roma y uno del Lazio resultaron hoy heridos leves por una cuchillada durante los altercados registrados en las proximidades del Estadio Olímpico de la capital italiana previos al derbi romano de fútbol, que obligaron a la Policía a cargar contra algunos hinchas.

Según informan los medios de comunicación, los dos heridos del Roma recibieron la cuchillada durante un encontronazo con dos aficionados del Lazio en la zona del Ponte Milvio de la capital, tras aparcar su coche y cuando se dirigían hacia el Estadio Olímpico, en medio de enfrentamientos entre hinchas rivales.

Por su parte, el aficionado del Lazio fue herido también de modo leve por cuchillada en otro enfrentamiento con algunos aficionados del Roma que se produjo en un nuevo brote de altercados, más de una horas después, en la zona cercana del Ponte del Duque de Aosta.

Los altercados se produjeron en las inmediaciones de la parte norte del río Tíber en Roma, donde se localiza el Estadio Olímpico, cuando, según el diario romano "La Repubblica", un grupo de unos doscientos aficionados (cuyo club se desconoce) abandonaron la zona de seguridad para ir al encuentro de los hinchas del equipo rival.

Esto obligó a la Policía a llevar a cabo cargas y a detener, al menos, a una persona, mientras que algunos aficionados del Lazio lanzaron petardos en las inmediaciones del río, cuyo Ponte Milvio quedó bloqueado por seis furgones policiales blindados para evitar nuevos altercados.

La tensión fue tal en los instantes previos al partido, que se disputa a partir de las 20.45 hora local (18.45 GMT) dentro de la Primera División (Serie A) de la Liga italiana, que una ambulancia llegada al lugar para asistir a los heridos fue atacada con el lanzamiento de petardos, piedras y palos.

"Estamos muy preocupados. Insisto en mi llamamiento a las dos aficiones: intentamos celebrar un derbi tranquilo. Se lo pido a las fuerzas del orden, pero, sobre todo, al sentido de responsabilidad de los aficionados", afirmó en declaraciones a un canal de televisión el alcalde de Roma, Gianni Alemanno.

"Hemos asistido a partidos de rugby jugados en máxima tranquilidad en el Olímpico y a muchas otras competiciones entre el Roma y el Lazio en otros deportes que han sido tranquilas. Hagamos que también este partido de fútbol lo sea", añadió.

Este lunes el derbi romano cierra la trigésimo primera jornada de la Serie A italiana, en la que, en caso de victoria, el Lazio puede alzarse a la cuarta plaza de la clasificación, mientras que si es el Roma el que se lleva los tres puntos empataría a 50 con sus rivales de esta noche.

EFE