9 de octubre de 2013 / 12:31 a.m.

Nueva Orleáns e Indianápolis, las sedes de las últimas dos ediciones del Super Bowl, quedaron como finalistas junto con Mineápolis, en la elección de la sede para 2018.

Las tres ciudades fueron elegidas de entre un grupo de seis, el martes, durante las reuniones entre los dueños de equipos de la NFL. En caso de que el Lucas Oil Stadium de Indianápolis sea el elegido, esta ciudad será la primera con clima frío en invierno que alberga dos veces el Super Bowl.

"Esto demuestra que Indianápolis es verdaderamente una ciudad única, por ser de un mercado mediano, con condiciones meteorológicas frías, sin temperaturas de 80 grados (Fahrenheit o 26 centígrados) y sin playas", dijo el dueño de los Colts, Jim Irsay. "Creo que en Indianápolis tenemos una capacidad única para ofrecer un Super Bowl que se lleve a cabo de una manera muy especial".

Nueva Orleáns ha recibido 10 veces el Super Bowl, incluido el de febrero pasado, interrumpido por un apagón. Al parecer, el incidente no preocupó a los dueños durante el proceso de selección del martes.

"El Super Bowl es una celebración de magnitud sin paralelo. ¿Qué mejor época para que Nueva Orleáns realice su undécimo Super Bowl, una cifra récord, que durante una fiesta que lleva 300 años preparándose?", dijo Jay Cicero, presidente y director general de la Fundación Deportiva de la ciudad, que celebrará su tricentenario en 2018.

La última vez que Mineápolis fue sede del superdomingo fue en enero de 1992. Está prevista la construcción de un estadio en el centro de la ciudad, y su inauguración se realizaría en 2016.

Frecuentemente, la NFL recompensa con el Super Bowl a una ciudad donde se edifica un estadio nuevo. Así ocurrió en años recientes con Detroit, el área metropolitana de Phoenix, la zona circundante de Dallas e Indianápolis.

"La organización de los Vikings y nuestros líderes políticos en Minnesota libraron una larga batalla y dedicaron más de 12 años a fin de garantizar el nuevo estadio para el equipo y para el estado", dijo Lester Bagley, vicepresidente de asuntos públicos y proyectos de estadios de ese equipo. "Y durante ese largo y acalorado debate, los Vikings asumieron el compromiso de tomar la iniciativa y buscar ante la NFL la sede del Super Bowl de 2018 en Mineápolis".

La sede se definirá en mayo próximo. De 2014 a 2017, el Super Bowl se realizará respectivamente en Nueva Jersey, Arizona, Santa Clara (California) y Houston.

Ap