29 de enero de 2013 / 02:10 p.m.

 La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) tiene identificadas más de 130 narcotienditas, la mayoría operadas por familias, en diversos puntos de la capital. La mitad de esos inmuebles se concentran en Iztapalapa, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero.

Cifras de la Dirección General de Política y Estadística Criminal de la dependencia indican que estas tres demarcaciones reúnen también (hasta el 31 de diciembre del año pasado) 50 por ciento de las mil 734 averiguaciones previas iniciadas por el delito de narcomenudeo.

Iztapalapa es la delegación con más viviendas de ese tipo detectadas por la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo (27), seguida de Cuauhtémoc (26) y Gustavo A. Madero (22). Milpa Alta no registró lugares para venta de droga.

La titular de la fiscalía, Marcela García Torres Vega, confirmó que en el oriente de la capital hay más incidencia de venta al menudeo, aunque descartó que sea la única.

"“Tenemos georreferenciada esa zona: Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Cuauhtémoc, pero también hay (venta) en el sur, como en Álvaro Obregón. Está diseminada, no equitativamente, con una tendencia más alta en el oriente”", explicó.

Respecto a los puntos rojos detectados por la procuraduría, la funcionaria aclaró que se han asegurado 37 viviendas, de las cuales se ejercitará la figura de extinción de dominio en siete. En un caso solo se espera la resolución del juez.

García Torres Vega reveló que la denuncia ciudadana anónima es la principal herramienta para iniciar las indagatorias, aunque también destacó que personas adictas los han conducido a otrasnarcotienditas, luego de que fueran cerradas los sitios donde adquirían la droga.

"“Detectamos los puntos de venta, detenemos a la persona que consume para que nos dé información y operar el cateo correspondiente. Nos han llevado a otros puntos; es una buena herramienta, es gente que anda buscando droga"”, dijo.

NEGOCIO FAMILIAR

En entrevista con MILENIO, la fiscal precisó que en seis de cada 10 casos las familias son las que se dedican a comercializar droga en su domicilio. La autoridad llama a esos sitiosnarcotienditas.

"“Generalmente hemos encontrado familias, ese pequeño núcleo que se dedica a la venta; el modus operandi es distribuirla, venderla en pequeñas dosis. La venta al menudeo es un negocio familiar.”"

García Torres Vega puntualizó que en un fin de semana ( de jueves a sábado) una narcotienditapuede vender hasta 150 dosis de droga, cuyos precios van de 25 a 300 pesos. Esto completa, aclaró, los ingresos familiares por otra actividad.

Sin embargo, rechazó que haya relación entre las familias que realizan esa actividad delictiva y las bandas. Incluso, aclaró que la droga la compran en la capital o “tienen sus plantitas y su pequeña hortaliza” en casa.

"“No sé de ninguna averiguación que me permita establecer que una familia opera, vamos a decir, como Los Pérez, en determinado lugar. Han sido familias disgregadas en equis lugar, pero únicamente ellos"".

También, señaló, "“nadie nos ha dicho que hayan traído la droga de otra entidad; ellos se la suministran, incluso en sus propios hogares"”, enfatizó la funcionaria.

García Torres Vega también descartó que algún grupo criminal dedicado a este ilícito opere en el Distrito Federal, y subrayó que la mayoría de los casos atraídos por la PGJDF implica a personas residentes en la Ciudad de México, mientras que el resto son remitidos a la PGR (por tratarse de ilícitos de orden federales).

"“En los cateos realizados y las detenciones efectuadas, la gente es del Distrito Federal; única y exclusivamente hemos tenido gente de la zona conurbada del Estado de México, porque viven en Ecatepec o Tlalnepantla.

"“En las averiguaciones previas que se han ido por monto o competencia a la Procuraduría General de la República, los detenidos son de la zona norte del país; la investigación llega a ese rango: Chihuahua, Michoacán y otros lugares"”, aseveró.

— REPORTAJE POR JOSÉ ANTONIO BELMONT