RICARDO ALANÍS
26 de mayo de 2013 / 02:11 p.m.

Monterrey.- • Luego de que una extraña enfermedad afectó a su hija de 23 años y la tiene postrada en una cama, una mujer pidió ayuda a las autoridades y a la sociedad en general para sacarla adelante, ya que además padecen de otro mal: la pobreza.

Doña Bertha Alicia Reyes, comentó que su hija Juana Rebocata García, que a su vez es madre de tres hijos, contrajo el síndrome de Guillain Barré, que provoca debilitación muscular y, por ello, no puede valerse por sí misma. Este síndrome ataca a una de cada tres mil personas.

El problema de salud de Juana Rebocata, inició el 26 de febrero, cuando se sintió mal, tenía tos y pensaron que era un común problema respiratorio, sin embargo, perdió fuerza y terminó sin poderse levantar, para el día 28 en el Hospital Metropolitano ya le habían detectado este síndrome.

Para su mala fortuna, otro problema se adjuntó: tenía seis meses de embarazo y estaba en riesgo su vida y la de su bebé.

Finalmente, el 8 de marzo, como cosa de milagro, ambas salieron adelante en el parto, sin embargo, Juana sigue postrada, sin poder mover sus piernas ni poder hablar.

"A ella le dio un virus que se llama Guillain Barré, que ese virus le atacó los nervios, claro que con el tiempo, meses, porque nos dijeron en el hospital que iban a ser meses, ella se iba a volver a recuperar con mucha rehabilitación y más que nada que teníamos que tener mucha paciencia hacia ella para ayudarla a moverse.

"Supuestamente, son uno entre dos mil o tres mil (los que enferman de este síndrome) y por lo que yo he leído y he visto es que da a personas más grandes, no jóvenes como ella", comentó.

Se trata de una joven madre de familia quien fue afectada por el síndrome Guillain Barré, el cual requiere rehabilitaciones físicas medicamentos y pañales de adulto, que no puede costear por falta de recursos.

"A ella ahorita no le han venido a dar terapia porque necesita un diagnóstico médico; el médico no ha venido, nos lo iban a traer de aquí del DIF de Cadereyta, pero no han venido y nos dijeron, que no deje de tener las terapias2, comentó Reyes.

"Lo que más necesitamos nosotros son los pañales para ella, que son predoblados y la pre Nan, que es la leche para la bebé", dijo.

Dijo que las medicinas que su hija actualmente requiere son sertralina, gabapentina, cinitaprida y Valium, además que requiere terapia de rehabilitación.

Quienes deseen ayudar, pueden acudir a la calle Puerto San Felipe 201, en la colonia Bella Vista, primer sector, en el municipio de Cadereyta o comunicarse al teléfono 8281?14?0391.

La paciente es madre de los niños Aníbal Fernando García, de cinco años de edad; César Onil, de cuatro, y la pequeña de dos meses, Anyelic América García.

El sustento de todos ellos es por parte de su abuelo, Emilio García, el papá de Juana, que se dedica a la recolección de basura en un carretón jalado por un caballo.