19 de febrero de 2013 / 03:20 p.m.

Sólo tres rayados no son "el resto". Así podría titularse el conflicto de Víctor Manuel Vucetich para conformar su once inicial.

Contrario a otras ediciones, en el actual Clausura 2013, Vucetich ha gozado de un plantel sano casi en su totalidad, sin embargo, no ha dejado de mover y/o experimentar con la mayoría de sus piezas disponibles a lo largo de estas siete fechas.

Salvo el portero, el capitán y el centro delantero, las otras ocho posiciones han estado a disposición de cualquiera. Han sido ocupadas al menos por dos jugadores diferentes.

Es decir, solo Jonathan Orozco, José Basanta y Aldo Denigris han arrancado cada uno de los juegos en su posición habitual, mientras que sus 15 compañeros restantes han dejado su especialidad para disfrazarse de “plurifuncionales” al ser alineados entre dos y tres posiciones distintas a la que dominan.

Además de los tres inamovibles ya citados, Ricardo Osorio y Walter Ayoví han sido requeridos para arrancar cada una de las siete fechas de este Clausura, pero en diversas zonas del campo. Osorio ha alineado en las dos laterales y Ayoví de medio por el centro y los dos costados.

Luego, Hiram Mier y Leobardo López han alternado el puesto de central derecho;, mientras que Darvin Chávez entra y sale del cuadro titular.

Los más perjudicados en la alternancia de puestos han sido Neri Cardozo, Severo Meza, Omar Arellano y Ayoví. Todos ellos involucrados en tareas del medio campo.

Severo ha pasado de contención a su lateral derecha; Neri y Ayoví han deambulado en cada una de las zonas del medio campo y Arellano ha jugado en ambos costados y hasta Arellano fue improvisado en la lateral derecha una vez que Vucetich realizó sus movimientos en el segundo tiempo contra Atlas.

Por su parte, César Delgado no deja de coquetear con los titulares y suplentes. Y cuando juega, ha sido requerido de volante y media punta.

Al tiempo en que Miguel Morales, César de la Peña y Édgar Solís han tenido que calentar la banca y los partidos en que han sido requeridos han tenido que actuar en zonas o perfiles diferentes a los que ejercen.

Los otros dos jugadores que no han sido removidos de su posición original son Jesús Zavala y Humberto Suazo, sin embargo ninguno de los dos arrancó el torneo por incapacidad física. Por último, entre lesiones y convocatorias, Jesús Corona ha jugado solo un partido y el portero suplente Juan de Dios Ibarra continúa a la espera de “debutar” en este semestre.

Así las dudas de Vucetich para armar su cuadro. Entre tres y cinco jugadores inamovibles que atraviesan una alarmante baja de juego y el resto que ya no distingue su especialidad en el campo.

Jaime Garza