17 de octubre de 2013 / 12:06 a.m.

La selección mexicana, que se clasificó de rebote a la repesca de la eliminatoria mundialista para Brasil 2014 contra Nueva Zelanda, regresó con la mayoría de los jugadores con la cabeza baja, tras perder por 2-1 ante Costa Rica.

México cayó ante los costarricenses luego de ser dominado en la última parte del encuentro, consecuencia de lo cual estuvo a punto de ser eliminado del Mundial, pero Estados Unidos derrotó a Panamá por 2-3 con un par de goles de última hora y El Tri puso mantenerse en cuarto lugar y asegurar su pase al repechaje.

Liderados por el entrenador Víctor Manuel Vucetich, quien antes del partido criticó la actitud arrogante de los jugadores en algunos momentos de la eliminatoria, regresaron a casa los mexicanos que juegan en la liga.

Casi todos mostraron caras largas, luego del revés, a pesar del cual México se mantuvo 'vivo' en su afán de llegar al Mundial, de manera "inmerecida", según la opinión de los medios locales.

"Hay que trabajar y levantar la cara. Estamos muy avergonzados", escribió en su cuenta de Twitter el centrocampista Fernando Arce poco después de llegar a México.

El delantero Javier Hernández, del Manchester United inglés; el guardameta Guillermo Ochoa, del Ajaccio francés, y los centrocampistas Giovanni Dos Santos y Javier Aquino, del Villarreal español, viajaron desde San José hacia sus países de residencia.

La selección volverá a concentrarse el 27 de octubre para partir horas después a San Diego, donde enfrentará a Finlandia en un partido amistoso, previo a los encuentros de ida y vuelta frente a Nueva Zelanda, por un boleto para Brasil 2014.

México recibirá a los neocelandeses el próximo 13 de noviembre y devolverá la visita a Wellington el 20 para decidir cual de los dos gana el derecho de asistir al Mundial.

Agencias