13 de diciembre de 2013 / 01:48 a.m.

El tribunal deportivo de Brasil negó el jueves la solicitud de Vasco da Gama de anular el partido marcado por el estallido de la violencia en la última jornada de la liga brasileña.

Vasco descendió después de caer 5-1 ante el Atlético Paranaense el domingo, pero el equipo pidió al tribunal invalidar el partido porque el árbitro no cumplió las reglas cuando esperó 73 minutos para reiniciar el juego después de una pelea en las gradas. El reglamento del torneo dice que el tiempo máximo de espera es de 60 minutos.

Vasco, que todavía puede apelar, dijo que no era seguro seguir jugando después de que las reyertas entre los aficionados dejaron cuatro heridos graves.

Es la segunda vez en cinco años que Vasco, campeón nacional en cuatro ocasiones, desciende a la segunda división.

AP