30 de octubre de 2013 / 07:29 p.m.

Villahermosa.- El secretario de Gobierno estatal, Raúl Ojeda Zubieta reportó que esta mañana ocurrió una trifulca entre policías de Nacajuca y pobladores, que reclamaban por el pozo petrolero que está fuera de control en la comunidad de Oxiacaque.

En entrevista, expuso que algunos jóvenes increparon al alcalde Pedro Landero "y hubo un poco de nerviosismo por parte de la autoridad municipal, se le salió un balazo al aire (de un policía) y esto generó más enardecimiento de la gente". 

Sin embargo, dijo que sólo hubo algunas cachetadas y dos policías resultaron con algunos golpes en la cara, mientras que el presidente municipal salió ileso y fue retirado del lugar. 

El funcionario estatal mencionó que hoy acudió a una revisión en la zona, donde un pozo registró una fuga de gas el domingo pasado.

Indicó que le hizo saber a la comunidad y se le escuchó sus reclamos, pero ya en la retirada llegó el alcalde y provocó una discrepancia con los pobladores.

Afirmó que la postura del gobierno del estado es primero garantizar la seguridad de los habitantes de la zona y segundo que Petróleos Mexicanos (Pemex) agilice sus trabajos para apagar lo que acontece en el pozo. 

Asimismo, reiteró que estarán atentos que los daños que pudiera causar sean resarcidos por la paraestatal.

Ojeda Zubieta añadió que tienen montado un operativo en Nacajuca si es necesario evacuar a población, aunque desde la óptica técnica de Pemex no se requiere y la comunidad más cercana al pozo esta a 1.7 kilómetros.

Refirió que el pozo Terra 123 había entrado en operación recientemente y un cabezal tuvo una fuga que obligó a encender el mechero, pero se salió de control. 

Agregó que ayer tenían controlada la conflagración con cortinas de agua, pero el viento parece que cambió y se detonó de nuevo el problema.

El secretario de Gobierno manifestó que los pobladores y el gobierno confían que Pemex informe de lo que ocurre en el pozo y que hoy quede finalmente controlado.

Notimex.