11 de febrero de 2013 / 03:31 a.m.

Apodaca.- • El triple asesinato ocurrido la noche del sábado en el bar “"La Papaya"” se derivó aparentemente de un robo de vehículo, informó el Vocero de Seguridad en el Estado, Jorge Domene Zambrano.

De acuerdo a los primeros datos que han recabado los agentes ministeriales, en el negocio ubicado sobre la avenida Rodrigo Gómez y la calle Planicies, de la colonia Moctezuma en Monterrey, hubo un intercambio de disparos lo que dejó como saldo tres personas sin vida.

Aparentemente, los pistoleros ingresaron al bar después de robar una camioneta Windstar en la que se les vio llegar. Entre las declaraciones de testigos y de la persona que sufrió el robo de vehículo, se obtuvieron los primeros datos, informó el funcionario estatal.

“"Sabemos que esto se deriva de un robo de una camioneta Windstar, según tengo los datos. De ahí proceden al lugar en donde se desata este intercambio de disparos, aparentemente van directo contra tres personas que se encontraban en este sitio"”, dijo.

Hasta el momento, se desconocen las causas del triple homicidio que ocurrió a las 19:00 horas del sábado.

De las tres víctimas mortales, una fue identificada por sus familiares como Juan Jesús Balderas Martínez, de 29 años de edad, mientras que los otros dos permanecen en el anfiteatro del Hospital Universitario como “no nombre”.

“"Hay datos que se han podido recopilar de la persona que fue víctima del robo; sin embargo, está en proceso la investigación"”, señaló.

A decir de testigos del hecho violento, los tres hombres llegaron momentos antes, aparentemente para ver el partido de fútbol de los Rayados, incluso uno de ellos vestía una playera de este equipo.

Ellos resultaron con heridas de bala en el tórax, que les quitaron la vida inmediatamente, antes del arribo de los paramédicos que fueron llamados para auxiliar en el caso.

El sitio se vio rodeado por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes recabaron testimonios y evidencias que pudieran ayudar a esclarecer los hechos.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS