5 de octubre de 2013 / 03:45 a.m.

En un juego de poder a poder, los Auténticos Tigres mostraron garra para derrotar 30-27 a los Pumas de la UNAM y mantenerse invictos como líderes de la Conferencia de los 8 Grandes de la Onefa.

Joaquín González llevó el balón dos yardas con 11 segundos de tiempo en el reloj para la anotación del triunfo, en un duelo celebrado ante unos 8 mil aficionados.

Luego de estar abajo en el marcador hasta el cuarto cuarto, Auténticos remontó para llegar a 23 partidos consecutivos sin derrota en Liga Mayor y a 24 juegos invicto en el estadio Gaspar Mass.

El equipo de la UANL alcanzó su quinto triunfo en fila en el 2013 y puso sus números en 4-0 frente a equipos del llamado grupo fuerte, que es lo que cuenta para calificar a play-off.

La noche será memorable para la familia Maldonado González.

El quarterback Rodrigo Maldonado (19) y su hermano Diego Maldonado (84) consiguieron anotación para los Tigres.

Luego de Francisco Mata Charles no pudo "mover" a la ofensiva en el primer cuarto y de que Luis Gómez Brull volvió a batallar con la lesión en el pie izquierdo, los Tigres echaron manos del novato Maldonado, quien sacó adelante la tarea.

Encabezados por Octavio González (93) y Daniel Carrete (11), la defensiva de Tigres volvió a mantener al equipo en la pelea.

El mariscal de campo de Pumas, Bruno Márquez, sufrió su primera intercepción de la temporada a manos de Christian Zazueta (31).

Al medio tiempo, Pumas tenía la ventaja 13-10, y en el tercer cuarto aprovecharon una serie de castigos en contra de los Auténticos para ponerse adelante 20-10.

Pero los Tigres vinieron de atrás con anotación de una yarda de Rodrigo Maldonado, y anotación de dos yardas de Diego Maldonado para tomar la ventaja por primera vez en el duelo 24-20.

Pumas peleó y recuperó la ventaja con anotación de Irving Alamilla que dejó la pizarra 27-24 en favor de la UNAM con 3 minutos y 45 segundos de tiempo.

Con el público de pie, "El Borrado" González anotó sobre el final para dejar el marcador 30-27.

En la última jugada del partido, Tavo González arrebató el balón a Bruno Márquez y provocó un balón suelto que desató el festejo en la tribuna.

TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ