13 de junio de 2014 / 09:46 p.m.

Hace no menos de dos semanas el clamor general era de un pésimo optimismo por las actuaciones de la Selección en partidos amistosos, cosa que fue completamente revertida por los jugadores mexicanos que hicieron gala de una extraordinaria técnica individual ya que las condiciones del pasto, aunadas a una lluvia constante no fueron en ningún momento motivo para que México tuviera dificultades, a esto habría que sumarle los dos goles anulados que el árbitro colombiano Wilmer Roldan le anuló a Giovani Dos Santos.

Los mexicanos jugaron con su clásico 5-3-2 y de carrileros Layún, que no dio un buen partido y con Aguilar por la banda derecha. Los tres centrales mexicanos supieron como escalonarse, trabajo quirúrgico de Maza Rodríguez a quien considero fue el mejor defensor mexicano esta tarde lluviosa en Natal.

El medio campo fue formado por tres interiores, Gallito Vázquez en el centro, teniendo a Guardado por el costado izquierdo, Andrés tuvo una de sus mejores actuaciones vistiendo la verde, ya que con sus pases al costado dejaba sólo a Layún para que este mandara centros al área. Héctor Herrera jugó de interior derecho. Que jugador, distinto, diferente, extraordinario, el mejor mexicano en la cancha. Su versatilidad para defender y en instantes para atacar fue impresionante. Su trabajo defensivo perfecto y su colaboración al ataque siempre en beneficio de los atacantes. Ocupó una posición adelante del contención de ellos Alex Song y fue ahí determinante con sus diagonales para dar el pase filtrado a Giovani para que este pateara a gol y en el rebote

Oribe Peralta marcara el gol que le da a México muchas esperanzas de pasar a la siguiente ronda. Camerún ha sido una total decepción. No juegan colectivamente, no funcionan como equipo, son un equipo de solistas, mal en ataque y pesimos en defensa. Los mexicanos hicieron ver las de Caín a el lateral izquierdo Djeugoue y al derecho Ekotto.

E´too fue anulado a la perfección por Rafa Marquez, Moreno y Maza. Al final el equipo mexicano tuvo algo de apremio al recibir un cabezazo de Enoh al ángulo que Memo Ochoa atajó para la foto, vuelo espectacular al ángulo superior de su lado derecho. México ha sorpendido y callado bocas a los que hace menos de dos semanas no creían en el funcionamiento de Miguel Herrera.

Los cambios me parecieron muy acertados. La entrada de Fabián le dio equilibrio en el manejo de la pelota y Salcido al final para quedarnos con el cero en contra. De Chicharito podemos resaltar sus ganas que siempre pone, pero la técnica le falló cuando se perdió una clara enfrente del marco.

Para finalizar, recuérdenme esto, México será un dolor enorme de cabeza para Brasil y mucho más para Croacia. Tiene el 50 por ciento del pase a Octavos en la bolsa.