LUIS GARCÍA
22 de abril de 2013 / 08:44 p.m.

Monterrey • Tras obtener uno de los 17 puestos que la Asamblea Municipal de Monterrey eligió ayer, la alcaldesa de la ciudad, Margarita Arellanes, rechazó que su triunfo sea atribuible a la llamada “División del Norte”.

La edil panista, que ahora buscará repetir en el cargo de consejera estatal del partido, aseguró que tiene una larga militancia dentro del instituto político y agradeció el voto de los miembros que se decidieron por ella.

Con esto, Arellanes aseguró que el ejercicio realizado ayer demuestra la unidad del partido y rechazó emitir algún comentario relacionado al triunfo a la “División del Norte” sobre el otro grupo, denominado la llamada “Neocúpula”.

En tanto el alcalde de San Nicolás, Pedro Salgado Almaguer, aseguró que los nombres de corrientes al interior del partido obedecen más a un escenario mediático y al igual que Arellanes garantizó que existe una unidad en el PAN.