SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS
26 de mayo de 2013 / 03:50 p.m.

Galeana • La lluvia con granizo que se registró la tarde-noche del viernes en Galeana, dejó severos daños en siete ejidos ubicados a las laderas de la Carretera 57.

Alrededor de las 17:00 comenzó la tromba que pegó a los ejidos El Cuije, Navidad, San Fernando, San José de Contreras, la Providencia, El Milagro y El Refugio, donde habitan unas 500 familias.

De acuerdo a la información del alcalde Juan Antonio Méndez Bazaldúa, fueron entre 20 y 30 viviendas afectadas por inundaciones y derrumbes de techos de cartón, lámina o adobe. Afortunadamente el embate no dejó lesionados.

"Sí hay unas casas que los techos ya no estaban en buenas condiciones y se vinieron abajo por el granizo. Como ya hubo una contingencia, ya prácticamente estábamos tomando acciones con el Gobierno del Estado, y ahorita vamos a dar un recorrido porque tenemos varios ejidos afectados", dijo.

Hace 15 días un hecho similar puso en riesgo a los habitantes, y este viernes las humildes viviendas no soportaron más lluvia.

Ante el riesgo, se habilitó el albergue La Pirámide, ubicado en la comunidad de San Rafael, donde se refugiaron 30 adultos y cuatro menores de edad, que ya reciben atención médica y asistencial.

Probablemente el número de personas se incremente, ya que durante el sábado, elementos de Protección Civil del Estado y de Galeana realizaron un recorrido por la zona del desastre para hacer un censo de las viviendas afectadas.

Encontraron un buen número de casas que representan un riesgo para sus moradores, principalmente por grietas en las paredes y reblandecimiento de los techos de cartón o madera.

Por lo que se les sugirió trasladarse temporalmente al albergue hasta que sean reparadas.

El viernes la carretera 57 permaneció cerrada por varias horas debido a que el nivel del agua rebasó la carpeta asfáltica y creo trampas de lodo en los acotamientos, provocando que tráileres se quedaran varados, siendo reabierta el sábado, una vez que disminuyó el nivel del agua y el riesgo en la zona.

Acaba con cosecha del año

La tromba en Galeana pegó fuerte a los campos de cultivo de trigo, papa y maíz, pues la cosecha anual se perdió por la granizada que duró apenas hora y media.

Un 80 por ciento de la producción fue afectada y el monto económico aún no es calculado.

Un ejemplo de las pérdidas millonarias es el cultivo de papa: se requieren 400 mil pesos de inversión para sembrar una hectárea, en este campo se cosecharían 45 toneladas, cada kilo lo venderían entre 5 y 10 pesos, explicó David Pérez, encargado de un cultivo en el ejido La Navidad.

La papa estaba recién sembrada y el granizo quebró los tallos de la mayoría de las plantas, al trigo le faltaba un mes para ser cosechado.

Esta situación afectará también al empleo, pues la gente de los ejidos cercanos esperaba la temporada de cosecha para poder obtener un ingreso económico.