28 de mayo de 2013 / 12:37 p.m.

Hidalgo  • El alcalde de Tepeji del Río, Fernando Miranda Torres, dio a conocer que hasta el momento suman 300 viviendas y 400 hectáreas de cultivo afectadas por las lluvias y el granizo.

Indicó que la carretera México-Querétaro permanecerá cerrada hasta mañana debido a los trabajos de retiro de escombros y confirmó la muerte de siete personas por el desgajamiento.

Informó que los niveles de las presas se mantienen en rangos habituales, que no crecieron ni representan riesgo para la población. Además que el Ejército aplicará el plan DN-III y se mantendrá en la región 24 horas más para atender a los damnificados y a quienes no han podido volver a sus casas.

El alcalde mencionó que ya pasó lo grave, por lo que en las próximas horas seguirán las labores de limpieza y saneamiento de las zonas que más padecieron los estragos.

Al hacer un recuento de los daños, recordó que el pasado domingo, “al filo de las seis de la tarde una fuerte lluvia acompañada de granizo, durante aproximadamente una hora y media, estuvo cayendo en la cabecera y en la zona sur”.

Detalló que entre los estragos que dejó destacan daños en viviendas: “Tenemos caminos vecinales afectados, ya que la concentración de estos granizos maltrataron la carpeta asfáltica”.

“Tenemos dos problemas que se dieron por deslaves o desgajamientos de cerros; el primero, en la carretera México-Querétaro, kilómetro 72, sobre ocho vehículos”, de los cuales dos quedaron aplastados dejando un saldo de siete personas fallecidas.

Por lo que se cerró el sentido hacia el Distrito Federal y se han estado desviando los vehículos por la antigua México-Querétaro, a partir del lindero con el municipio mexiquense de Jilotepec.

También apuntó que hasta el momento se tienen 24 autos recuperados, los cuales fueron arrastrados por la corriente, y enumeró la caída de bardas en al menos ocho viviendas.

Acompañado del general Javier Cruz Rivas, comandante de la 18 Zona Militar, con sede en Pachuca; del secretario de Seguridad estatal, Alfredo Ahedo Mayorga; del titular de Protección Civil de Hidalgo, Miguel García Conde, y del titular de Desarrollo Agropecuario, Alberto Narváez, el alcalde dijo que debido a la contingencia fue necesaria la suspensión del servicio de energía eléctrica como medida preventiva, así como el suministro de agua potable.

“En el campo y en las comunidades y ejidos se han hecho recorridos y hasta este momento tenemos reportadas 400 hectáreas dañadas, las cuales tienen vocación de maíz, avena y alfalfa”, puntualizó.

El secretario de Seguridad indicó que la carretera México-Querétaro permanecerá cerrada hasta que terminen las labores de limpieza. En tanto, el representante de la Sedena dijo que los militares estarán en el municipio hasta que se supere la emergencia.

El titular de Protección Civil explicó que pese a la gran cantidad de agua, el nivel de la presa Requena no aumentó, por lo que no representa riesgo.

José Martín Anaya