18 de enero de 2013 / 02:20 a.m.

Monterrey • Poca gente sabe que al Niño Fidencio lo acusaron penalmente por ejercer la medicina sin licencia. O que a Agapito Treviño le atribuyeron el delito de asalto, para poder justificar su fusilamiento.

Todo eso se plasma en el libro Tribunal Supremo de Justicia de Nuevo León, desde su instalación hasta nuestros días, escrito por el Consejero de la Judicatura Francisco Javier Gutiérrez Villarreal, y presentado dentro de los festejos por el 188 aniversario de la fundación del órgano de justicia en la entidad.

En la obra, que fue editada en versión digital, se plasma la historia que emana de los archivos del Tribunal Superior de Justicia, y que da una idea muy clara de cómo ha ido evolucionando la sociedad nuevoleonesa en los últimos dos siglos, a través de un vistazo a los archivos judiciales.

Juicios, paternidades, pleitos mercantiles, todo está en las hojas que con paciencia fueron revisadas por el Consejero Gutiérrez Villarreal, para ir hilando la historia que ahora se presenta.

FRANCISCO ZÚÑIGA