19 de agosto de 2013 / 08:48 p.m.

Luego de lo sucedido en Torreón donde Ricardo Ferretti fue expulsado por responder una agresión a la afición lagunera, este lunes el propio timonel auriazul aceptó que su actitud no fue la mejor el pasado viernes, sin embargo no se arrepiente de lo que hizo en contra de los hinchas que se metieron con él durante el duelo ante Santos.

"No está bien, pero arrepentirme no, no me arrepiento. Sé que va a ver una sanción económica, a lo mejor de un partido o dos, la tendré que cumplir, pero al estadio, qué es lo que pasa, por qué es una institución contra un entrenador", mencionó.

En el Clausura 2012, dentro de los Cuartos de Final, Ferretti había pasado ya un incidente con la afición de Torreón, en ese momento avisó a la directiva de Santos para que tomara medidas, sin embargo según el estratega no hubo respuesta por esto cayó en la desesperación.

"Son situaciones, naturalmente uno está expuesto a esto, y es una cosa difícil, hay predisposición, alevosía y ventaja, el hecho es que primero sucede en el partido en que nos eliminan en Cuartos de Final, y Maco Antonio Rodríguez hace mención de esto en la cédula, después regresamos y pasa lo mismo.

"Caigo en una desesperación de querer tomar justicia de mi parte, mal hecho, pero hay un antecedente, si la gente es maltratada, te tiren los vasos con orines porque no sólo es cerveza, un entrenador no lo merece, yo mal hecho, me desesperé, quise tomar justicia con mis manos, porque nunca se hizo nada", enfatizó.

Tuca se refirió a Alejandro Irarragorri quien mencionó que en Torreón Tuca causa odio entre la afición, además afirmó que ahora deberá tomar medidas drásticas ante los hechos que han pasado en La Comarca.

"Si Alejandro dice que soy el odiado de Torreón, pues van a llenarlo el estadio, porque va a estar lleno para mentarme la madre, y para ver cómo va a ser mi reacción.

"Imagínense, tengo que volver a ir en varias semanas y ya le pedí a mi gente un traje de buzo", sentenció.

Jair Ramos