27 de octubre de 2013 / 12:29 a.m.

La desdeperación de Cristiano lo obligó a bajar hasta la última zona para defender, algo que aprovechó muy bien Dani Alvez para regalarnos esta joyita.