5 de enero de 2013 / 01:41 a.m.

El presidente municipal de la capital de Chiapas advirtió que se llegará a las últimas consecuencias, si ex funcionarios actuaron al margen de la ley. 

 Chiapas • Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas, es el municipio con mayor endeudamiento: 900 millones de pesos, herencia de los ex alcaldes Seth Yassir Vázquez y Felipe Granda. En tanto, el ex candidato al gobierno estatal por el PAN, Emanuel Nivón, dejó a Tapachula con una deuda de 500 millones de pesos.

Samuel Toledo Córdova, actual alcalde de Tuxtla Gutiérrez, confirmó que el municipio se encuentra en una situación muy crítica, cuyas finanzas están comprometidas, además de detectarse corrupción e irregularidades en toda la administración municipal.

Toledo precisó que a pesar de que aún se encuentran en proceso de revisión, en las obras que formaron parte del proyecto "Que viva el centro", cuyo objetivo fue dar un nuevo rostro al primer cuadro de la ciudad, podrían encontrarse las mayores irregularidades que, aseguró, se ven muy claramente en la vía pública al no concretarse los trabajos.

Con el antecedente del decaimiento de la ciudad con la administración del empresario millonario Felipe Granda, alcalde anterior a Vázquez, la infraestructura urbana se vio más deteriorada y sin mantenimiento en el periodo de su sucesor, afectando principalmente la vía pública, alumbrado público y sistema de agua potable.

Según Samuel Toledo, la deuda pública de Tuxtla Gutiérrez llegó a 900 millones de pesos, disparándose los pagos en este 2013, herencia de Yassir Vázquez, quien fuera uno de los funcionarios más allegados al ex gobernador Juan Sabines Guerrero.

Toledo Córdova precisó que los habitantes de Tuxtla Gutiérrez deben tener la total certeza de que se llegará a las últimas consecuencias si se comprueba que funcionarios de la pasada administración municipal hayan actuado al margen de la ley.

Una situación similar denunció el actual edil del municipio de Tapachula, considerada la capital económica de Chiapas. El panista Emmanuel Nivón, ex alcalde de ese municipio, tan solo dejó cinco pesos en una cuenta bancaria y un endeudamiento de 504 millones de pesos.

Al igual que Tuxtla Gutiérrez, la ciudad de Tapachula resiente graves problemas en infraestructura urbana, alumbrado, inseguridad, baches, ambulantaje sin control e insalubridad, entre otros.

Aunque aún se desconoce si existen órdenes de aprehensión contra Vázquez y Nivón, otros siete ex presidentes municipales se encuentran detenidos por peculado ante las denuncias presentadas por el Órgano de Fiscalización del Congreso del Estado.

TUXTLA GUTIÉRREZ