6 de octubre de 2013 / 03:47 a.m.

Enrique Meza sorprendió con su alineación inicial, dejó en la banca a elementos titulares como Fernando Cavenaghi, Daniel Ludueña, Jorge Hernández y Jürgen Damm. En su lugar ingresaron Othoniel Arce, Darío Carreño, Luis Morales y Rodolfo Pizarro.

El control de la pelota durante los primeros diez minutos fue totalmente para Pachuca, tenían a su merced al visitante que parecía no encontrarse en el terreno de juego y se enfocaban sólo en labor defensiva. Sin embargo el toque continuo que efectuaban los Tuzos les servía de poco pues no llegaban al área rival.

Un contragolpe un tanto fortuito hizo que el partido cambiara. Tras una desatención defensiva Veracruz tocó la puerta de Pachuca, fue por obra de Cristian Llama quien con base en su velocidad se perfiló frente al "Conejo", el delantero jarocho mandó su disparo desviado de la portería tuza.

Nuevamente fue Llama quien tuvo la segunda más clara del encuentro. Ahora con un cabezazo que se estrelló en el poste para fortuna de los defensores hidalguenses que sólo observaron el recorrido de la pelota.

La mejor oportunidad de los locales llegó casi al final del primer tiempo por obra de Duvier Riascos; el colombiano fue asistido por Darío Carreño dejándolo sólo frente al cancerbero, pero "la culebra" estrelló su disparo en la humanidad de Melitón Hernández.

Para la parte complementaria Meza modificó desde el inicio, entraron Cavenaghi y Ludueña y cinco minutos después Jürgen Damm. Estos elementos le cambiaron la cara al partido pues Veracruz no volvió a tocar el marco de Pachuca y los locales invadían con insistencia el terreno defendido por los jarochos.

Tras una serie de jugadas fallidas, Pachuca no bajó los brazos, seguía atacando por la banda de la derecha con Jürgen Damm, el joven hacía gala de su velocidad y comenzó a desquiciar a la defensiva escuala.

Los Tuzos se acordaron que también podían atacar por el costado izquierdo y cuando lo intentaron llegó Daniel Arreola mandando un zapatazo fuerte y colocado que incluso pegó en el poste, imposible para el arquero Hernández.

Parecía que los tuzos por fin regresarían al sendero de la victoria, los condimentos estaban puestos, un gol a favor y aunado a eso, un hombre en la cancha mas por la expulsión de Leiton Jiménez de Veracruz.

Sin embargo los fantasmas que han poseído a Pachuca en este Apertura 2013 se presentaron de nuevo en el Huracán. Otra vez en los últimos minutos, los hidalguenses se dejaron alcanzar por obra de Cristian Martínez quien llegó puntual a la cita para empujar la pelota al fondo de la red del "Conejo" Pérez.

Daniel Garnica