8 de mayo de 2013 / 11:16 p.m.

Escoltados por elementos de Protección Civil, Policía Estatal y Tránsito de Monterrey, unos 500 Libres y Lokos llegaron al Estadio Tecnológico.

Pero no lo hicieron solos, se acompañaron de unos pingüinos inflables como una manifestación de burla hacia la afición y el equipo rival del Monterrey.

Entre cánticos de apoyo y vestidos con la playera de Tigres y otra en color amarillo con la leyenda "La U" arribó la porra brava de Tigres a la casa del enemigo.

A menos de 30 minutos de que arranque el Clásico, el ambiente está en ebullición y los Libres y Lokos no se quisieron quedar atrás, aunque no serán muchos los que ingresen al inmueble.

Raúl Villarreal