21 de septiembre de 2013 / 08:19 p.m.

Alrededor de 61 jóvenes, gestionarán alternativas de solución, en coordinación con los habitantes y los tres niveles de gobierno.

Monterrey.- • Estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) se integraron como promotores comunitarios a la Cruzada Nacional contra el Hambre, para identificar las problemáticas que más afectan a la población.

La institución educativa resaltó que el grupo de 61 jóvenes desplegarán varios planes para gestionar alternativas de solución, en coordinación con los habitantes y los tres niveles de gobierno.

Refirió que la Cruzada Nacional contra el Hambre es una estrategia del Gobierno Federal que busca garantizar la seguridad alimentaria y nutrición de 7.4 millones que viven en condiciones de pobreza extrema.

Este programa, expresó, comienza con los 400 municipios de mayor rezago educativo, en salud, vivienda, seguridad social y servicios públicos en la república mexicana.

En el caso de Nuevo León, expuso, se atenderá el polígono de marginación de la ciudad de Monterrey, conformado por las comunidades de San Bernabé, La Estanzuela, Independencia y La Alianza.

Señaló que estas acciones las llevarán a cabo a través de la coordinación con Secretaría de Desarrollo Social federal (Sedesol), el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento regiomontano.

Para estas acciones ya se incorporaron los jóvenes como Vinculadores Comunitarios, cuya participación iniciará con la elaboración de un estudio diagnóstico para identificar junto a los habitantes las necesidades apremiantes, indicó.

Asimismo, manifestó, colaborarán directamente en el diseño, ejecución y evaluación de un modelo de intervención.

El rector de la UANL, Jesús Ancer Rodríguez, dijo que "la universidad tiene un programa muy claro y definido porque conocemos muy bien el problema, y creo que con todo eso realmente sí va a tener un impacto".

Enfatizó que "vamos a ser un modelo nacional de un cambio social como lo ha hecho Nuevo León siempre en todos los ámbitos".

La UANL destacó que en la actualidad, México tiene 7.4 millones de personas que viven en pobreza extrema, y uno de cada cuatro mexicanos padece hambre.

Expuso que Nuevo León cuenta con alrededor de cuatro mil analfabetas y solamente el 30 por ciento de los jóvenes de las zonas marginadas de Monterrey entre 14 a 24 años, tiene acceso a la educación.

NOTIMEX