28 de enero de 2013 / 02:39 p.m.

 Autoridades militares y del Estado de México identificaron a los autores intelectuales de la violencia desatada en las últimas dos semanas en el Valle de Toluca, por lo que ya trabajan en su captura.

Se trata de José de Jesús Salazar Blas, El Tuzo, y otro sujeto solo identificado como El Pez, ambos líderes en la zona de la organización criminal La Familia.

De acuerdo con informes policiacos a los que MILENIO tuvo acceso, en este momento la captura de los dos sujetos es prioridad para las áreas de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), la Procuraduría General de Justicia del estado y las fuerzas castrenses.

Se sabe que El Tuzo es un mando intermedio de la banda criminal, es su principal operador en Valle de Bravo y carece de al menos dos dedos de la mano derecha.

En tanto, a El Pez se le ubica como uno de los máximos líderes de dicho grupo criminal y envía instrucciones vía telefónica, debido a que reside en otra entidad.

Reportes del área de inteligencia de la SSC indican que Salazar Blas fue uno de los autores materiales e intelectuales de una múltiple ejecución realizada este mes en el panteón San Pedro Tenayac, municipio de Temascaltepec, en el sur del Estado de México.

Sin embargo, los cuerpos fueron trasladados luego a Zinacantepec (a varios kilómetros de distancia de donde se realizó la ejecución) y colocados en un Jetta encontrado la madrugada del 14 de enero.

Según los mismos informes policiacos, los sitios donde se colocaron los cadáveres fueron decididos por líderes de La Familia. La orden se dio mediante mensajes de teléfonos celulares o mensajes escritos.

Por el análisis del modus operandi en estos hechos criminales, las autoridades deducen que los autores operan por separado, desde distintos municipios, pero cuando cometen los multihomicidios se concentran en un punto acordado vía mensaje de celular, que se manda momentos antes de realizar el ilícito.

Cuando aparecieron los cinco ejecutados en Zinacantepec, el pasado 14 de enero, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Neme Sastre, aseguró que se trataba de un ajuste de cuentas entre bandas rivales.

"“Los cuerpos son de personas que no residen en el Valle de Toluca y son, por lo general halcones(espías de grupos criminales) o narcomenudistas que operan para grupos delincuenciales antagónicos, mismos que son privados de la vida fuera del municipio, aunque los ponen en un vehículo con un plano, un mapa, y la instrucción es ponerlos en tal esquina"”, precisó.

Se sabe que El Tuzo controla también el tráfico y distribución de drogas en distintos municipios del sur de la entidad y está directamente vinculado con los multihomicidios ocurridos en la zona del Valle de Toluca.

 — EDUARDO ALONSO, MARCO ANTONIO CORONEL