19 de diciembre de 2013 / 12:49 a.m.

El comisionado europeo de Competencia, Joaquín Almunia, dijo que los equipos deben funcionar mediante una sólida gestión financiera y no hacerlo "a costa del contribuyente".

 

La Unión Europea abrió el miércoles una investigación para determinar si cinco equipos españoles de fútbol, entre éstos Real Madrid y Barcelona, obtuvieron una ventaja desleal con subsidios gubernamentales ilegales.

La UE también indicó que podría ampliar su pesquisa para incluir las deudas tributarias de los clubes al gobierno español, que suman cientos de millones de euros.

El comisionado europeo de Competencia, Joaquín Almunia, dijo que los equipos deben funcionar mediante una sólida gestión financiera y no hacerlo "a costa del contribuyente".

La oficina de Almunia debe garantizar que las empresas en los 28 países de la UE compitan en igualdad de condiciones, incluyendo la multimillonaria e inmensamente popular industria del fútbol.

Con la investigación se pretende determinar si equipos como Barcelona y Real Madrid han dependido de las ayudas públicas para competir con otros conjuntos españoles y europeos como el Bayern Munich en la Liga de Campeones.

Además de Barcelona y Real Madrid, la pesquisa también abarca a Valencia, Hércules, Elche, Athletic Bilbao y Osasuna.

El gobierno español, que tenía conocimiento de que se haría la investigación, ha dicho que no hay ningún proceder ilegal en cuanto a las ayudas concedidas a los clubes.

"A veces las pesquisas se abren y se cierran sin consecuencias", declaró el miércoles el ministro de Economía, Luis de Guindos.

La UE investiga cómo los clubes españoles y las autoridades locales manejaron asuntos fiscales como los colaterales para los préstamos, cesiones de terrenos o financiamiento para construcción.

La oficina del ombudsman de la UE indicó en una querella del caso que los subsidios totalizan varios miles de millones de euros, y agregó que el Comisionado analizó la situación durante años antes de anunciar el miércoles la investigación.

Además, Almunia dijo que podría investigar más allá del caso específico anunciado el miércoles.

"También he leído sobre las dudas por las grandes deudas de los clubes de fútbol al ministerio de Economía", dijo Almunia.

En abril, el Consejo de Deportes de España denunció que los clubes profesionales del país debían al gobierno unos 670 millones de euros (874 millones de dólares) en impuestos.

La liga española es una de las más competitivas a nivel profesional en el mundo y cualquier decisión de la UE podría tener repercusiones profundas en su futuro.

La investigación podría durar varios meses y cualquier decisión adversa puede ser recurrida ante el máximo tribunal de la UE en Luxemburgo.

Numerosos conjuntos de la liga española sufren dificultades financieras. Alguna decisión que los obligue a ser rentables podría agudizarles sus problemas.

"Preocupa a la comisión que estas medidas redunden en una ventaja importante a los equipos beneficiados en detrimento de los que tienen que funcionar sin tales ayudas", dijo la Comisión en un comunicado.

La liga española ha dicho en un comunicado que "quiere mostrar públicamente su apoyo incondicional y absoluto a los clubes y sociedades anónimas deportivas a ella afiliadas en general y a los investigados en particular".

En los casos del Valencia, Elche y Hércules, préstamos gubernamentales por más de 100 millones de euros (casi 140 millones de dólares) en los cuatro últimos años han sido esenciales para mantener a los equipos a flote.

Según el Comisionado, Real Madrid "parece haberse beneficiado de un trato inmobiliario muy ventajoso" con la ciudad.

El valor del terreno fue calculado en 22,7 millones de euros en 2011, en vez de los 595.000 euros que fue tasado en 1998.

La Comisión de la UE dijo que Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna podrían haberse beneficiado de privilegios tributarios corporativos que no fueron otorgados a otros clubes.

AP