Eduardo Mendieta
31 de agosto de 2013 / 01:39 p.m.

 

Monterrey • El 15 agosto pasado, Ulises Alejandro Guerrero Rodríguez, de 6 años, acudió con su padrastro a un parque ubicado en Prados de Cieneguita, en Apodaca.

 

El niño sintió dolor, y luego se enteró que se trataba de la mordedura de una araña.

 

Al principio, sin aún ser llevado al médico, el menor sólo presentó ronchas en la pierna, pero después comenzó a tener fiebre.

 

En ese momento sus padres entendieron que no se trataba de cualquier picadura.

 

Debido a esto, 48 horas después del incidente, sus padres lo llevaron al centro de salud donde le recetaron un medicamento, pero la situación se complicó.

 

La salud del Ulises no mejoraba con las medicinas y comenzó la inflamación en la pierna, fue entonces cuando lo trasladaron al hospital Metropolitano y posteriormente al hospital Materno Infantil, donde permanece actualmente.

 

El menor fue reportado delicado pero estable, al grado de que se estudió la probabilidad de amputarle la pierna, según informó la Secretaría de Salud.

 

Posteriormente su salud mejoró, al notificarse que el pequeño ha logrado respirar sin la ayuda de algún aparato, comió bien y se encuentra con actitud positiva.

 

Hasta el momento, Ulises Alejandro permanece bajo supervisión constante en el área de cuidados intensivos del Materno Infantil, donde ingresó desde el 17 de agosto.

 

NO SON INSECTOS, SINO ARTRÓPODOS, ES DECIR DE PATAS ARTICULADAS

No pican, muerden; el alacrán sí pica.El 95 % de las especies de arañas son benéficas e inofensivas (se comen a los insectos que hay en casa).Son tímidas, no atacan al hombre a menos que se les manipule o se sientan agredidas.Sí existe un antídoto contra las mordeduras.Pese a la repulsión o aracnofobia, conviven con el ser humano.Es la falta de aseo o limpieza que genera que vivan en rincones, debajo de la taza del baño, sillas, muebles y sillones.La araña viuda negra se detecta en un 80 por ciento de las viviendas en Monterrey.

¿Qué hacer si muerde?

Si una viuda negra o violín muerde, se recomienda tomar una serie de medidas desde el primer momento, pues las decisiones y acciones que se emprendan en las horas inmediatas a la mordida pueden ser vitales...-Mantener al niño o persona lo más tranquilo posible y en reposo para que no se estrese y evitar que el veneno circule rápido por el torrente sanguíneo.-Limpiarle el área donde sufrió la mordida con agua y jabón.-Colocarle compresas de agua fría o con hielo en el área afectada.-Llevarlo al centro de salud más cercano en un lapso de una hora a hora media, no más. Las primeras horas son vitales.