22 de febrero de 2013 / 10:20 p.m.

El Departamento de Justicia decidió sumarse a una demanda civil contra el exciclista estadounidense Lance Armstrong, iniciada por uno de sus compañeros de equipo en junio de 2010, dijeron hoy fuentes oficiales. Varias de ellas, citadas en versiones electrónicas de medios del país, justificaron la decisión bajo el argumento de que el Servicio Postal (USPS) pagó a Armstrong y a su equipo 30 millones de dólares en publicidad. El Departamento de Justicia acusa al deportista de haber violado los términos del contrato al haber usado sustancias ilegales, por lo cual piden la devolución monetaria de los patrocinios. Bajo la legislación estadounidense, la parte acusadora puede reclamar hasta el triple del pago original, o una suma equivalente a 90 millones de dólares. La demanda original fue presentada por Floyd Landis, ex compañero de Armstrong quien confesó haber usado sustancias prohibidas, así como haber sido testigo de que el siete veces ganador del Tour de Francia se inyectó su propia sangre para potenciar su rendimiento aeróbico. En caso de ser exitosa la demanda civil, Landis quien también fue usuario de sustancias prohibidas-- podría recibir en su calidad de delator, hasta el 25 por ciento del total, es decir unos 22.5 millones de dólares, en caso que un jurado apruebe el monto máximo posible. El abogado de Armstrong, Robert Luskin, reveló que su cliente buscó en las últimas semanas un arreglo con el Departamento de Justicia, pero sostuvo que la situación fue irreconciliable por discrepancias sobre si hubo perjuicio al Servicio Postal. "Los propios estudios del Servicio Postal muestran que se benefició tremendamente por este patrocinio, con beneficios totales de más de 100 millones de dólares", indicó Luskin. A principios de mes, una compañía de promociones de Dallas interpuso demanda legal en contra de Armstrong, para obligarlo a devolver 12 millones de dólares pagados en bonos tras ganar el Tour de Francia. La compañía SCA Promotions, que se dedica a realizar eventos de promoción para agencias de publicidad, trató de no pagarle a Armstrong en 2005 por los rumores de que utilizaba esteroides anabólicos y otras drogas reforzantes. Ahora la compañía sostiene que la admisión de Armstrong de haber utilizado ese tipo de drogas, demuestra que conspiró para engañar y defraudar a SCA Promotions a fin de que se le pagaran los 12 millones de dólares. La Agencia Antidopaje der Estados Unidos informó recientemente tener pruebas de que el afamado exciclista usó drogas para mejorar el rendimiento, durante las siete victorias que obtuvo en el Tour de Francia. La Unión Ciclista Internacional (UCI), organismo rector de esa disciplina, aceptó este mes las sanciones impuestas a Armstrong, incluyendo la prohibición de por vida a competir en este deporte y el despojarlo de sus triunfos en el Tour. Armstrong reconoció el mes pasado en entrevista con la comentarista de Televisión Oprah Winfrey, haber utilizado drogas reforzantes en competencias de gran nivel.

Notimex