FRANCISCO ZÚÑIGA
12 de mayo de 2013 / 01:52 p.m.

Monterrey.- • A Rubí Esmeralda le falta edad, fuerzas y tamaño, pero le sobra voluntad...

La pequeña, de dos años y medio de edad, les puso el ejemplo a todos a la hora de trabajar para remozar la escuela "Emilio Rodríguez", enclavada en la colonia Garza Nieto.

Lo mismo barrió, que echó tierra a los arbolitos y, al final, los regó.

A su corta edad ?y quizá sin comprenderlo?, Rubí Esmeralda forma parte del programa de Apoyo Comunitario "Únete, mejoremos nuestra escuela", que impulsa Oxxo Femsa.

Guadalupe Villa, directiva del proyecto, explicó que motivan a padres de familia y a los niños a trabajar en la pintura de salones, bardas y bancas, se limpian jardines y se renueva vegetación, plantando árboles.

"Únete es un programa ecológico y de rehabilitación de espacios para contribuir a concientizar a la comunidad sobre la importancia del trabajo comunitario y la integración familiar", explicó.

Con la escuela Emilio Rodríguez, se han recuperado diez espacios dentro del Polígono Edison.

Al igual que Rubí Esmeralda, muchos otros niños del mismo plantel trabajaron como voluntarios para colaborar con el proyecto de Polígono Edison, que lleva a cabo Oxxo Femsa en el sector.

Entre todos, limpiaron las áreas verdes, remozaron los cajetes a los árboles, quitaron los grafitis y pintaron salones, puertas, bardas interiores y exteriores, jardineras y unos bancos de concreto.

La empresa llevó brochas y pintura y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey, árboles para plantar.

Liliana Aloi, una alumna de cuarto año de primaria, aplicó todo su empeño junto a su amiga Dafne.

"Estamos pintando porque aquí comemos", dijo la pequeña. ¿Todos los días?, le preguntamos y Dafne respondió rápido: "Todos los días no, porque sábados y domingos no venimos".

Papás e hijos trabajaron sembrando árboles, pintando las bardas, remozando las instalaciones, hasta que dejaron la escuela como nueva.

Aunque al final, sintieron que algo les faltó.

"Aquí faltan juegos ?dijo Dafne; no sé, de los que sean".

Ya será otra ocasión. Por lo pronto, todos quedaron orgullosos de su nueva escuela, que se parece a la de antes, pero más limpia y bonita.