2 de febrero de 2013 / 11:02 p.m.

Ciudad de México • La Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG) solicitó a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) dejar de lado sus diferencias para cerrar filas en torno a un adversario común, la delincuencia organizada.

Este sábado 2 de febrero la APPG conmemoró el aniversario luctuoso número 41 de la muerte de Genaro Vázquez Rojas, fundador de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR) y líder guerrillero en la década de los setentas.

En la concentración que se llevó a cabo en la explanada del Congreso local, las más de 27 organizaciones que forman parte de la APPG hicieron un llamado a los dos grandes grupos que se han integrado en la Montaña y Costa Chica para defender sus territorios de la delincuencia.

En el mensaje que dirigió a la concurrencia, Nicolás Chávez Adame, dirigente de la APPG hizo un exhorto a la CRAC, organización que opera en más de 90 comunidades desde hace más de 17 años y la UPOEG, que desde el 5 de enero mantiene movilizados a poco más de 40 pueblos que han tomado las armas para detener delincuentes; principalmente sicarios, halcones y secuestradores.

“Nosotros hacemos un llamado para que ojalá y todos esos pueblos dejaran atrás sus diferencias de método y que se sumaran a lo que ya se tiene, hay que tomar en cuenta que la CRAC tiene 17 años de prestigio; con sus reglas y defendiendo sus usos y costumbres”, indicó.

Pidió no asumir protagonismos excesivos que generan desequilibrios en un tema muy delicado, que es el de la seguridad pública.

“Creo que no se debe romper lo que ya se construyó, creo que la Policía Comunitaria no es de una región sino de todo el estado y debemos sentirnos orgullosos de que en Guerrero haya nacido”.

Reconoció que el esquema de la CRAC queda en riesgo ante las diferencias que se han dado a conocer, por eso insistió en el llamado a la unidad desde los pueblos, ya que el gobierno no es la instancia adecuada para hacerlo.

Indicó: “El estado debe respetar y entender, que si ellos no pudieron combatir a la delincuencia organizada, le de la oportunidad a los ciudadanos que han tomado las armas no para delinquir, sino para cuidar sus territorios”.

El proyecto que se construye en los pueblos de la Montaña y Costa Chica es noble y certero, por eso llamó a los dirigentes a conducirse con humildad política e inteligencia, para no poner en riesgo a las comunidades.

“Nosotros vemos a gente de mucha edad cargando rifles de cacería y no debemos permitir que se ponga en riego a gente tan noble por una falta de comunicación, ya es tiempo de dejar atrás las diferencias”, insistió.

Respecto a la propuesta de crear una comisión para la armonía en el estado, dijo que esto ya se hizo en Chiapas desde 1994 y el resultado es muy claro, en diciembre pasado volvió a reaparecer el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el mensaje fue muy claro, “no ha desaparecido y sus bases seguirán luchando”.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN