FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
14 de abril de 2013 / 01:46 p.m.

Monterrey.- • La pobreza en el campo ha crecido enormemente en los últimos años, en parte por la sequía, pero también por la falta de armonización jurídica.

Existe contradicción entre leyes y normativas que impiden que los recursos puedan llegar con fluidez a los campesinos cuando lo requieren y esto solo se puede solucionar con una reforma agraria en el país, advirtió el diputado federal Marco Antonio González Valdez.

La prueba está en que, en los últimos doce años, el número de pobres en el campo fue al alza, pese a que es un sector primario que debería ser prioritario para los programas federales y estatales.

"Tenemos que armonizar el marco legal rural", dijo González Valdez, "¿qué significa esto?, hay contradicciones de leyes secundarias contra la Constitución, tenemos que facilitar el marco jurídico para que sea más fácil invertir en el campo".

Las exportaciones disminuyen y las importaciones crecen, al tiempo que la pobreza se extiende por toda la zona rural, externó el legislador, quien acaba de tomar posesión como presidente del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y Soberanía Agroalimentaria (Cedrssa) de la Cámara de Diputados.

Se necesita trabajar mucho y ya, conminó el diputado federal, y, para eso, el Congreso está trabajando con miras a crear las condiciones adecuadas para que se dé la reforma el Campo, que tanto urge para volver a hacerlo productivo.

"Estamos listos para trabajar para que el próximo año tengamos esa reforma que tanto necesita el campo y organizar el marco legal rural".

El trabajo legal tiene que basarse en cinco ejes principales, explicó el diputado federal. Primero, armonizar el marco legal, para eliminar esas contradicciones entre leyes; luego, definir una reingeniería institucional pública federal, para evitar duplicidad de funciones entre las dependencias federales.

Tercero, es crear un programa social concurrente, pues se anuncian inversiones millonarias, que luego no se ven y esto fue común en los dos sexenios anteriores, dijo González Valdez.

El cuarto eje es una política de estado a corto, mediano y largo plazo, porque por ahora se carece de políticas con transversalidad, concurrencia y territorialidad.

En último sitio, explicó, es lograr un presupuesto integral multianual, para no estar a merced de lo que autorice el Congreso, que varía dependiendo de otros factores. Con un presupuesto definido por varios años, es más fácil planear a largo plazo.

El legislador señaló que van a enfrentar la sequía con recursos económicos, acciones sustentables y métodos científicos, pero sobre todo con recursos humanos, que serán los que determinarán el buen panorama para poder vivir con sentido, visión y optimismo en el campo.

"El trabajo legislativo que se ha venido desarrollando en la Cámara de Diputados va cambiar el rumbo de México, ya que las reformas educativa, laboral y la de telecomunicaciones son la visión de este nuevo México que todos queremos, vamos en el camino correcto”, insistió, al mencionar la necesidad de sacar adelante la reforma del campo.