13 de febrero de 2013 / 10:38 p.m.

El ombudsman oaxaqueño indicó el grupo de autodefensa tiene en su posesión escopetas y rifles calibre 22 y 12, machetes y palos.

 Oaxaca • El presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Arturo Peimbet Calvo, solicitó al gobierno de Gabino Cué aplicar las medidas necesarias a favor de los pobladores del municipio indígena de Santos Reyes Nopala y de varios poblados circunvecinos, ante el riesgo de que el grupo civil armado que realiza funciones de seguridad pública municipal, y se autodenomina policía comunitaria, no cometa violaciones a los derechos humanos.

El ombudsman afirmó que el referido grupo de autodefensa se encuentra armado con escopetas y rifles calibre 22 y 12, así como machetes y palos, además, de que el presidente municipal de la comunidad, el priista Fredi Gil, leyó un documento al momento de presentar a la autodenominada policía comunitaria, en el que informa que la asamblea del pueblo determinó no permitir la entrada de la Policía Estatal, ni de la Armada de México, ni del Ejército.

Ante estos hechos, el titular de la DDHPO, externó su preocupación, debido a que la creación del referido grupo de civiles armados "pudiera tornarse ilegal, toda vez que existe el riesgo de que se atente en contra de la propia comunidad y se vulneren sus derechos, al carecer de legalidad, eficiencia, objetividad, profesionalismo y respeto a los derechos fundamentales, por lo que el lunes 11 de febrero de 2013 emitió la Alerta Temprana 01/2013, tanto a autoridades estatales como municipales".

El día 12 de febrero, el organismo público, autónomo y ciudadanizado solicitó medidas cautelares o precautorias, en vías de colaboración, al secretario General de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez; al procurador General de Justicia del Estado, Manuel de Jesús López López y; al secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López Escamilla.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca solicitó al secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López Escamilla, que gire instrucciones al Comisionado de la Policía Estatal para que ordene a los elementos bajo su mando, brindar seguridad en ese municipio y comunidades circunvecinas.

Lo anterior, para atender lo dispuesto en el Artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; así como lo establecido por la Ley del sistema Estatal de Seguridad Pública de Oaxaca, con la finalidad de evitar que se puedan cometer actos que atenten contra la integridad física y bienes de los pobladores de esa zona.

Además, se pidió al procurador General de Justicia del Estado, Manuel de Jesús López López, gire instrucciones para que en caso de advertirse conductas probablemente constitutivas de delito, se inicien los legajos de investigaciones correspondientes.

OSCAR RODRÍGUEZ