29 de junio de 2013 / 11:45 p.m.

Prandelli, afirmó que el partido ante Uruguay, por el tercer puesto será "completamente diferente" 

Prandelli restó importancia a las bajas que su equipo tiene y señaló en una rueda de prensa, después de un leve entrenamiento en el estadio Fonte Nova, que su mayor preocupación es el rival que tendrá al frente.

"Mi problema mañana es enfrentar a Uruguay, que juega de manera extraordinaria y acostumbra ser bien ofensivo, por eso será un partido completamente diferente del que tuvimos contra España", apuntó Prandelli.

El seleccionador lamentó la falta de tiempo para la recuperación de los jugadores, después de la extenuante semifinal del jueves ante España, que terminó 0-0 después de 120 minutos de partido y bajo el sofocante calor de Fortaleza.

Italia perdió 7-6 en la definición desde el punto penalti, mientras que Uruguay cayó el miércoles en Belo Horizonte, por 2-1, en la otra semifinal frente al anfitrión Brasil.

Brasil y España jugará mañana la final en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro, a las 19.00 horas (22.00 GMT), seis horas después del inicio del partido entre Uruguay e Italia.

Tanto en el entrenamiento de anoche, como en el de hoy, la mayoría de jugadores italianos realizaron trabajos de acondicionamiento físico, con un reducido número practicando con balón.

"No quiero hablar mucho del aspecto táctico, pero es bueno tener estas disputas. (Uruguay) Es una selección que admiramos mucho, tiene el espíritu uruguayo, con jugadores que tienen gran temperamento y calidad, que se adapta al tipo de adversario y con un potencial ofensivo impresionante", indicó Prandelli.

Para el entrenador, "generalmente ellos se posicionan defensivamente y consiguen contraatacar con tres o cuatro jugadores".

"En atención a los desfalques y del poco tiempo de trabajo que tuvimos, será más difícil", puntualizó Prandelli, que manifestó sentirse "orgulloso" por el desempeño en línea ascendente de sus jugadores durante el torneo.

Italia perdió por lesión en la fase de grupos a su figura y principal atacante, Mario Balotelli, y al lateral Ignazio Abate, y sufre ahora con la ausencia del creativo Andrea Pirlo y el defensa Andrea Barzagli.

Prandelli tiene dudas también con la recuperación física de Giorgio Chiellini, Daniele De Rossi y Claudio Marchisio.

Agencias