Redacción
17 de julio de 2013 / 05:26 p.m.

Una joven que tomó un taxi para dirigirse a su trabajo, fue utilizada para ingresar a la matriz de una casa de empeño establecido en una casa común.

La joven aseguró que ésta era la segunda vez que subía a ese taxi, el cuál tomó de manera casual, sin embargo ésta vez el conductor de la unidad subió a un segundo hombre, obligando a la joven a dar las indicaciones del negocio.

El delincuente, amagó a la mujer con una navaja y la obligó a ingresar a la casa ubicada en Industrial del Vidrio en San Nicolás.

Hasta el momento no se ha dado a conocer el monto del atraco.