21 de junio de 2013 / 10:09 p.m.

"Dirigr a Bilbao es siempre una gran responsabilidad por todo lo que representa", expresó Valverde, quien decidió hacerse cargo del club en lugar de seguir al frente de Valencia, al que casi clasifica a la Liga de Campeones la temporada pasada.

Valverde indicó que lo motiva el desafío de reconstruir el equipo tras las partidas de Fernando Llorente, Javi Martínez y Bielsa.

"Este equipo tiene potencial" a pesar de las partidas de figuras importantes, sostuvo.

El presidente Josu Urrutia no le renovó el contrato a Bielsa, que revolucionó el club en su primer año pero no pudo mantener el mismo ritmo en el segundo.

Si bien Bielsa seguía siendo bastante popular entre la afición, su estilo exigente pareció cansar un poco a los jugadores.

Valverde dijo que le entusiasmó la idea de ser el primer técnico que dirige al equipo en su nuevo estadio. Bilbao jugó este año su último partido en el San Mamés y estrenará nuevo estadio.

"Quiero ganar el primer partido" en ese escenario, indicó.

Valverde llevó al Espanyol a la final de la Copa UEFA en el 2007 y ganó tres veces la liga griega y dos la Copa de Grecia con Olympiakos.