LORENZO ENCINAS
14 de septiembre de 2013 / 03:21 p.m.

Monterrey • Miembros de la Junta de Protección y Conservación del Barrio Antiguo informaron que buscan cerrar la calle de Padre Mier al tráfico vehicular por la serie de problemas que se presentan a diario con el paso de los vehículos en calles y viviendas antiguas.

Vale recordar que Mariano Núñez, integrante de la Ascociación Civil, con anterioridad ya había presentado la petición al contralmirante Augusto Cruz Morales, secretario de Vialidad y Seguridad Pública de Monterrey, con el objetivo de que les dé una solución a los problemas.

En rueda de prensa, Nuñez acepto que durante el desarrollo de los trabajos de la Línea 3 del Metro es muy importante cerrar la vialidad de Padre Mier para facilitar las labores de construcción.

"La calle de Padre Mier desde hace tiempo se ha convertido en una especie de atajo para los automovilistas que vienen de Constitución para el Centro de Monterrey y por lógica en algunos puntos se presenta un cuello de botella. Además, la circulación de autos y camiones de carga dañan las viviendas que son patrimonio y deben de estar protegidas, pero se están dañando", sostuvo Núñez.

Por su parte, Cayetano Galván Uchino, presidente del Comité Técnico de la Junta de Protección y Conservación de Barrio Antiguo, recalcó el hecho de que el Barrio Antiguo mantenga su vocación de una zona histórica y no como un lugar de paso de vehículos.

"Lo que buscamos es que se cierre el Barrio Antiguo para el tráfico vehicular", dijo.

Explicó que ya llegaron al acuerdo con Cruz Morales y con Marcos García, titular de Ingeniería Vial de Tránsito de Monterrey, para lograr que el flujo de autos que viene por Constitución y que tomen Padre Mier sea desviado por la Calle Florencio Antillón para que busquen llegar al centro o al norte de la ciudad.