12 de marzo de 2013 / 06:36 p.m.

El presidente del comité de vecinos de Lagos del Bosque, Oscar Farías, dijo que la mayoría de los colonos que reciben la protección de los oficiales de ese cuartel están a favor de la presencia policiaca.

 

Monterrey • Los vecinos que protestaron en la colonia Lagos del Bosque a favor de la permanencia del cuartel de Fuerza Civil en la zona, continúan defendiendo la estancia del mismo después de que un Tribunal Federal suspendiera de manera indefinida las actividades del cuartel.

En entrevista con Milenio Radio Monterrey, el presidente del comité de vecinos de Lagos del Bosque, Oscar Farías, dijo que la mayoría de los colonos que reciben la protección de los oficiales de ese cuartel están a favor de que la Fuerza Civil se quede en el lugar.

"Tenemos la consciencia de que la única manera de estar protegidos es teniendo cerca la fuerza de seguridad", comentó a Azucena Uresti en entrevista telefónica.

El líder de vecinos dijo que la zona protegida por el cuartel cubre desde la colonia Independencia, en el centro de la ciudad, hasta La Rioja en el sur; y aseguró que durante las dos horas que realizaron su protesta afuera del cuartel recaudaron 400 firmas y recibieron mensajes de apoyo de quienes pasaban por la zona.

"Nos causa extrañeza que sólo por dos personas se vaya a cerrar", declaró en referencia al par de vecinos colindantes al cuartel que impusieron el amparo.

Al ser cuestionado sobre los daños colaterales de vivir cerca de un cuartel de Fuerza Civil, Farías afirmó estar conscientes de ellos, pero los calificó como "una posibilidad muy remota" al justificar que en un inicio el cuartel era militar y en más de un año de presencia de la Sedena no hubo percance alguno.

Sin embargo, Farías se mostró de acuerdo en que la Fuerza Civil deje el cuartel siempre y cuando se instale otro cuerpo policiaco, ya sea municipal o policía de barrio, como tenían anteriormente.

El vecino del sur de la ciudad explicó que la edil regiomontana, Margarita Arellanes, prometió desde su campaña que aumentaría el número de policías para que lograran abastecer todo el municipio, en especial la zona de Lagos del Bosque que carece de elementos municipales.

"Cuando se instaló la Fuerza Civil dejamos de tener policía de barrio. No queremos quedarnos sin vigilancia, sin seguridad", expresó Farías, quien dijo sentirse cómodo y seguro con las patrullas de Fuerza Civil en su colonia.

El día de ayer el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa con residencia en Nuevo León dictó la suspensión del cuartel al argumentar que el establecimiento "pone en riesgo la vida" de los vecinos al ser un posible punto de ataque por parte del crimen organizado.

REDACCIÓN