25 de noviembre de 2013 / 08:57 p.m.

Monterrey.- Los habitantes de la calle Monte Makalu, en la colonia San Bernabé, se encuentran consternados ante el accidente que cobró la vida de una de las personas más apreciadas en ese sector.

Los vecinos aseguraron que la noticia de la muerte de María Guadalupe Delgadillo Ramírez, de 45 años de edad, los sorprendió en forma terrible.

"A mí me sorprendió pues terriblemente, porque ella andaba en su iglesia. Entonces vienen y me avisan y me sorprendió bastante, la verdad", comentó, aún incrédula, Marcelina Gómez Solís, vecina y consuegra de la víctima.

Delgadillo Ramírez, a quien describen como una persona llena de paz, acostumbraba acudir a hacer oración al templo cristiano Sanidad del Alma, de la colonia Niño Artillero.

"Ella era para nosotros y todos los vecinos, igual, un alma de Dios. Ella pasaba y te saludaba: Buenos días, buenas noches. Muy muy querida la persona", señaló.

Gómez Solís indicó que la tarde del domingo ella se encontraba cocinando, cuando le avisaron que la suegra de su hijo había sufrido el fatal atropello.

"Me toca (otra vecina) por la ventana y salgo y me dice: Es que atropellaron a Lupe. -¿Cómo? ¿A cuál Lupe? Sí, a tu consuegra, a la mamá de Brizy", aseveró.

Al momento de la tragedia Lupita regresaba del templo cristiano. Su esposo fue a buscarla al ver que tardaba, encontrándola sin vida a siete calles de su domicilio.

Ahora los deudos y amigos de la mujer fallecida piden a las autoridades que se investiguen los hechos y se aplique todo el rigor de la ley contra el operador del microbús de la ruta 311.

"Que se haga justicia, porque los choferes de transportes manejan pésimamente mal. Apenas te subes al transporte y arrancan. Igual, te bajas y le dan", puntualizó Gómez Solís.

María Guadalupe dejó tres hijos: una joven de 22 años y dos niños de 8 y 9. También tenía cuatro nietos.

Sus restos comenzarían a ser velados a partir de la tarde o noche del lunes, luego de que sus familiares acudieron a reclamar el cuerpo al Servicio Forense del hospital Universitario.

El percance que le causó la muerte ocurrió alrededor de las 15:30 horas el domingo 24 de noviembre en las calles Juan Domingo Perón y Marcelo Torcuato de Alvear, en la colonia San Martín.

La víctima acababa de bajar de la unidad cuando repentinamente su chamarra se atoró en la puerta, provocando el atropello. Con respecto al conductor del camión, se informó que él continúa detenido a disposición del agente del Ministerio Público, y en las próximas horas se resolverá su situación jurídica.

AGUSTÍN MARTINEZ