27 de febrero de 2013 / 03:02 a.m.

Monterrey.- • Reducido a chatarra terminó un automóvil compacto luego de que se incendiara por un corto circuito en las instalaciones eléctricas, aunado a una fuga de gasolina que tenía.

El escenario de estos hechos fue la avenida Francisco Márquez y Carlos Salazar de la colonia Obrera, a donde fue enviada una maquina de bomberos y unidades de Protección Civil de Monterrey.

La conductora del vehículo siniestrado fue identificada como Miriam Zoraida Loredo Lozano, de 22 años de edad, quien dijo tener su vivienda en San Martín 216 de la colonia La Purísima, en Guadalupe.

Entrevistada por los oficiales de vialidad, la joven mujer aseguró que no sabía como sucedió el incidente, mencionando que de pronto su automóvil comenzó a arder y que lo que buscaba era ponerse a salvo.

Las unidades de auxilio llegaron al lugar pero las llamas ya habían consumido el 90 por ciento del vehículo, un Tsuru con matrícula SNR-4722 de Nuevo León, cuyo contenido era ropa que no se alcanzó a rescatar.

Algunos vecinos del sector apoyaron a la joven con extintores para tratar de controlar el fuego del automóvil, sin embargo, este fue rápidamente consumido por las llamas.

Las primeras investigaciones del caso señalan que al parecer el vehículo tenía una fuga de gasolina y al llegar al mencionado cruce de pronto las llamas envolvieron al automóvil, dejándolo como pérdida total.

La vialidad en el sector se vio trastocada por algunos minutos, mientras que los elementos de bomberos se encargaban de sofocar el fuego, sin embargo, los oficiales agilizaron el tráfico vehicular.

Al final el vehículo fue llevado al corralón como pérdida total en espera de que la compañía aseguradora repare sus daños.

Pos las prendas encontradas al interior del automóvil, la autoridad vial presume que se trate de una persona que se dedique a la venta de ropa o bien a su arreglo, ya que fue encontrada una buena cantidad de ropa al interior, la cual fue también consumida por las llamas.

ALBERTO VÁSQUEZ