22 de mayo de 2013 / 06:05 p.m.

Monterrey• Entre llanto y dolor los familiares del matrimonio que perdió la vida, junto con su pequeña nieta, en un accidente vial, recibieron los cuerpos para iniciar los funerales está tarde en la Capilla Valle de los Arcángeles, ubicada en Morones Prieto y Zacatecas de la colonia Independencia.

Los cuerpos de Prisciliano Quiroz Rodríguez de 54 años de edad y María de Jesús Riojas González de 53, así como de la niña Megan Natahli Villanueva Quiroz de apenas 3 años de edad, fueron entregados durante la mañana de hoy y luego de que sean velados mañana serán sepultados en el panteón Jardín Los Ángeles, ubicado en el de Apodaca.

En los últimos cuatro meses los seres queridos de Don Prisciliano y María de Jesús, quienes residian en la calle Nemesio García Naranjo 420 en la colonia Moisés Sáenz, del municipio de Apodaca, han vivido una historia amarga y triste, ya que en este mismo año un hermano del ahora occiso fue secuestrado y asesinado por un grupo criminal y ahora enfrentan una nueva tragedia.

A la pareja le sobreviven tres hijas mayores de edad, el jefe de familia fallecido era un fiel seguidor del equipo de los Tigres, sus hermanos le decían “El Tigre Mayor”, y lo consideraban como una persona que quería mucho a su familia y sobre todo a su nieta Megan de tan sólo 3 años de edad, hija única de la familia formada por Celso Antonio Villanueva y Belén Quiroz.

El matrimonio iba a ver a la señora Belén, madre de la bebé, dos veces a la semana, pero en está ocasión no pudieron llegar a su destino.

Por otra parte, uno de los deseos de la pequeña Megan era entrar al kínder y su padre comentó que otro sueño de la niña era que se le cayera uno de sus dientes y entregarlo al ratón para recibir el dinero.

El presunto responsable identificado como Bernal Alemán Balderas, conductor de un tráiler International con razón social Transportes Diesa, con número 048, con domicilio en Rinconada Colonial en Apodaca, se encuentra a disposición del Ministerio Público, donde rinde su declaración y se le va a resolver la situación jurídica mañana, cabe destacar que no hay alcohol de por medio en el dictamen médico, tampoco intoxicación por alguna droga, por lo que podría alcanza el beneficio de la libertad bajo fianza y la aseguradora tendrá que pagar los gastos funerales y también indemnizar a la familia.

CON INFORMACIÓN DE IRAM OVIEDO