19 de diciembre de 2013 / 06:16 p.m.

Monterrey.- Marcados por la tristeza y el dolor familiares y amigos velaron el cuerpo de Camila Martínez Sierra, la menor de un año y siete, quien lamentablemente perdió la vida la tarde del martes, cuando un hombre derribó una cabina telefónica, la cual golpeó en la cabeza a provocándole la muerte.

Claudia, una de las tías de Camila, señaló que este momento es difícil para toda la familia, pues a pesar del poco tiempo que estuvo con ellos, aprendieron mucho de ella, principalmente de las alegrías que dio. Una de las principales características de Camila era su sonrisa, pues era una niña alegre y juguetona.

Los padres de la pequeña fueron cobijados por los abrazos de sus seres queridos quienes acudían a darles el pésame.

Camila será recordada por sus familiares por su alegría y carisma que la caracterizaba.

Denisse Mesta