27 de mayo de 2013 / 11:20 p.m.

Familiares, amigos, aficionados y todo el mundo del pancracio se reunieron por la causa del ahora ex luchador Héctor Garza quien fue velado todo el lunes y despedido con una misa de cuerpo presente más que emotiva.

Las capillas del Carmen en la avenida constitución en el centro de Monterrey fueron testigos del cariño y amigos que dejó Héctor Garza en este mundo, pues en el transcurso del día fueron cientos los personajes que acompañaron a la familia con el dolor.

El Querubín, como era conocido, fue parte del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y de la Triple AAA, las dos empresas de mayor prestigio en México, además de participar en algunas funciones de la WWE y Total Nonstop Action Wrestling (TNA).

Fue debido a su trayectoria que muchas personas lo apreciaban y se dejaron sentir en el sepelio que siempre es muy triste para todos los presentes. En el d{ia desfilaron luchadores, ex luchadores y estrellas de Triple AAA y el CMLL.

Visiblemente consternado se mostro el Hijo del ninja, sobrino de Garza, quien junto a su padre, hermano del recién fallecido, Humberto Garza, lamentaban la partida de una pieza clave en la familia. Recordaban los momentos inolvidables cuando compartieron el cuadrilátero.

A las 19:00 se realizó la misa de cuerpo presente en donde mas de un corazón roto lloró la partida de un ser querido por muchos, que dejó huella en este mundo y un legado difícil de superar.

Garza participó por última vez en funciones de la Triple AAA con los Perros del Mal en el evento llamado Triplemanía, su actuación abonó en la derrota de la Jauría, con lo que comenzó una rivalidad con el Hijo del Perro Aguayo que ya no pudo concluir debido a su retiro.

En abril y mayo pasado, el Consejo Mundial de Lucha Libre y la Triple AAA realizaron funciones en el DF y Monterrey, respectivamente para beneficio del luchador, que formaba parte de la dinastía Garza. Lamentablemente no pudo m{as y perdió la lucha contra un cáncer pulmonar detectado en el 2012.

Humberto Garza nació el 12 de junio de 1969 y fue pieza importante de los Perros del mal, junto a su amigo Hijo del Perro Aguayo; entre sus trofeos más preciados destacan las cabelleras de Heavy Metal, Satánico y Bestia Salvaje.

Diego Armando Medina