12 de marzo de 2013 / 12:29 p.m.

Monterrey • Los restos del menor Axel Yahir Mar Barrón, de cinco años de edad, quien fuera asesinado durante la fiesta de quince años de su hermana, ya son velados en su domicilio de la colonia Fomerrey Uno, al norte de Monterrey.

El cuerpo del niño llegó a su casa en la calle 14 de octubre número 8820, en el citado barrio, a eso de las 19:00 horas.

Fue recibido por sus seres queridos que obviamente, entre el llanto y la indignación rezaron por el alma del pequeño inocente.

Inconsolable se encuentra la madre del menor, identificada como Linda Barrón Cortez, quien estaba acompañada por sus familiares.

Afuera de la vivienda se colocaron algunas sillas para que los dolientes estuvieran acompañando a los parientes de Axel Yahir.

Sobre el ataúd en color blanco, fue colocada una fotografía del hoy occiso, así como un dibujo de él mismo hecho a mano, donde se aprecia con un sombrero.

Quien no estuvo presente en el velorio fue Raúl Mar Dávila, padre del niño, ya que se encuentra internado en el Hospital Universitario, debido a que resultó con algunas heridas de bala.

Cabe mencionar que el jefe de la casa ya sabe del deceso de su hijo, por lo que manifestó su deseo de abandonar el nosocomio para darle el último adiós, pero eso ya lo determinarán los doctores o que él salga bajo su propio riesgo en su salud.

Por lo pronto, este martes alrededor de las 13:00 horas será sepultado en el panteón municipal de Monterrey, ubicado por la avenida Lincoln.

El niño falleció durante un ataque de civiles armados en la fiesta de quince años de su hermana, que se desarrollaba en el centro social “"JR"”, de la colonia Fomerrey Uno, donde rafaguearon a los presentes y se detonó una granada, muriendo también un joven de entre 18 a 20 años de edad.

IRAM OVIEDO